top of page
  • Foto del escritorDroideTV

Bob Marley: La Leyenda, la biopic del rey del reggae está arrasando en la taquilla

La cinta se centra en uno de los momentos más importantes en la vida de Marley


Bob Marley: La Leyenda

Actualmente está en cines Bob Marley: La leyenda una nueva biopic como ha sido la tendencia de Hollywood en los años recientes. Reinaldo Marcus Green (Rey Richard, Monstruos y Hombres) está a cargo de la dirección, mientras que Terence Winter, Frank E. Flowers y Zach Baylin se encargaron del guión para narrar la vida del músico jamaiquino.


La cinta nos muestra a Bob Marley (Kingsley Ben-Adir) en un momento convulso de la política de su país debido a las fricciones entre el Partido Laborista de Jamaica y el Partido Nacional del Pueblo, momento en que Marley decide participar en el concierto gratuito Smile Jamaica como llamado a la paz. Sin embargo, los opositores a este concierto buscarían la forma de escarmentar a Marley, incluyendo a sus seres queridos como Rita (Lashana Lynch) esposa y corista, o Don Taylor (Anthony Welsh) manager del grupo.


Así pues, a priori parece que la cinta sigue una ruta diferente a la común de las biopics en las que se muestra la historia de un artista o celebridad de forma crónica o en los inicios de la agrupación y sus dificultades, sino que va en un momento en ascenso, pero también en un punto crítico tanto para Jamaica como para la vida de Marley, donde se nos muestran algunos de sus más grandes éxitos y momentos históricos de los que fue parte, pero también los dilemas por los que atravesaba el músico. Todo ello, con varios flashbacks que van atando cabos.


A nivel de guion, existen varios aciertos, pero también una debilidad terrible. Por una parte, da un buen contexto de lo que vivió Marley, sus ideales, su lucha y sus creencias, incluso en cierto momento la religión rastafari cobra un peso importante en la película. No obstante, es una visión un tanto tibia que rehúye de cualquier atisbo de polémica alrededor del artista, figuras importantes en su vida como Cindy Breakspeare fueron alejadas del foco, mientras que Rita se vuelve la voz de la razón y la brújula del viaje espiritual de Marley, aunque todo ello pasando por alto las complicaciones que tuvieron en la relación y que están documentados en más de un libro. La película se inclina más a una visión aséptica de Marley, mostrándolo más como un ídolo que un ser humano.


Por otro lado, los flaskbacks y algunas escenas más simbólicas le dan un toque especial a esta película. Como pregona la misma cinta “a veces el mensajero es el mensaje” y en ese sentido se siente como un proyecto más encaminado a retratar los ideales por los que Marley luchaba y que impulsaban su vida. Sin duda la actuación de Ben-Air y Lynch ayuda a que se sostenga la fuerza dramática de lo que ocurre en pantalla, sumado a la música de Kris Bowers y la curación de canción de Marley que van acompañando la historia y cobran más peso en medida en que se muestra el ambiente en que se escribieron.


Desde esta perspectiva, la película sirve como una introducción ortodoxa a la vida del rey del reaggae que, vale decir, se aventura un tanto en el contexto social, pero aún así se siente que tenía la sustancia para ir por más. Aún así, podemos reconocer que es refrescante ver en pantalla grande a figuras como Bob Marley y todo lo que representó no solo para la música, sino para músicos como él, que tuvieron que luchar el doble para llegar a las listas de éxitos.


Andrea Rodriguez

コメント


bottom of page