• DroideTV

Cómo controlar las bolas de pelo de un gato

Una ingesta excesiva de pelo puede propiciar la aparición de estas bolas provocando diversos malestares

Si eres amante de los gatos es muy probable que hayas escuchado sobre las “bolas de pelo”. Estas quedaron atrás, por un sencillo factor: la extrema limpieza que tienen estos pequeños felinos. A pesar de que esto pudiera parecer algo muy inofensivo, la realidad es que sus constantes lamidos para acicalarse podrían tener consecuencias negativas para la salud y el bienestar de los gatos. Al hacer esta acción, existen grandes posibilidades de que ingieran pequeñas cantidades de su pelo.


Una ingesta excesiva de pelo puede propiciar la aparición de estas bolas que suelen acumularse en el estómago, provocando diversos malestares. Entre ellos se incluyen vómitos, falta de apetito e, incluso, estreñimiento u obstrucciones intestinales. FullTrust®, el alimento súper premium con biotecnología nos comparte algunos consejos para mejorar su bienestar a través de un mejor control.


¿Por qué se generan las bolas de pelo?

Los gatos son conocidos por ser extremadamente limpios, y por ello destinan gran parte de su tiempo a su aseo personal. Esto lo logran acicalándose gracias a su peculiar lengua que funciona como una especie de cepillo y permitiéndoles arrastrar, de una forma muy efectiva, todo el pelaje que se le cae. Como resultado, es normal que ingiera algunos pelos, los cuales casi siempre se eliminan por medio de las heces, o también es posible que lo hagan a través de la tos o el vómito. Sin embargo, en otras ocasiones, pueden llegar a acumularse en el estómago y, junto con los jugos gástricos y la saliva, formar una bola pegajosa que atrapa también los restos de comida generando obstrucciones en sus intestinos.


La ingesta puede ser mayor en épocas de muda de pelo, como la primavera o el otoño, o en gatos cuyo pelaje es más abundante, por lo que es muy importante prestar más atención si cumple con alguna de estas dos características, o ambas.



¿Cómo puedo saber si mi gato tiene bolas de pelo?

Entre las señales que nos permitirán saber si nuestro felino está atravesando episodios de ingesta de pelo se encuentran la pérdida del apetito y peso. También puede presentar síntomas como el estreñimiento, diarrea frecuente o tos. A través del vómito puede expulsar líquidos y comida, así como regurgitaciones frecuentes.


Si también has notado que el abdomen se encuentra inflamado o muestra un comportamiento apático, es posible que esté padeciendo de bolas de pelo. Por ello la importancia de acudir con un especialista para que nos ayude a valorar su salud y condición.


¿Cómo se pueden prevenir las bolas de pelo?

El acicalamiento es parte del comportamiento natural de los gatos, por lo que es algo que no podemos evitar. No obstante, existen acciones que podemos implementar que ayudarán a controlar las bolas de pelo. Entre ellas se encuentra el cepillado con frecuencia, la cual dependerá de la cantidad de pelaje, pues no requiere del mismo cepillado un gato de pelaje largo como un gato persa, a uno de pelaje corto como un british shorthair. El cepillo con el que lo hagamos debe de ser adecuado para su tipo de pelaje para evitar lastimarlo.


En general, para ayudar a mejorar su digestión y tracto intestinal, en la mayoría de los casos, brindarle un alimento rico en fibra debería de ser suficiente.


¿Cómo la alimentación juega un papel importante?

Una alimentación balanceada no solo le brindará los nutrientes que requiere, sino que también puede proporcionarle grandes beneficios al disminuir la formación de bolas de pelo. Actualmente, existen diversas opciones de alimento que contribuyen a la eliminación de bolas de pelo de acuerdo a la etapa de vida de tu gato. FullTrust® ofrece alimento seco para gatos adultos elaborado con una mezcla especial de fibras (inulina + celulosa) para controlar y ayudar a reducir la formación de bolas de pelo, además de que contiene prebióticos y probióticos que le ayudan a desarrollar una microbiota intestinal saludable, ayudando a la evacuación de las bolas de pelo a través de las heces.


Lo mejor es observar los hábitos de nuestro gato y estar alertas ante cualquier cambio en su comportamiento. Es importante siempre consultar con el médico veterinario y alimentarlo con una nutrición balanceada de acuerdo a sus necesidades y etapa de vida.