• DroideTV

Claves para hacer más sencillo el cepillado de dientes de tu perro

El sarro y la gingivitis son los problemas más comunes entre los perros en edad adulta

La salud de nuestras mascotas no se limita a una cartilla de vacunas actualizada, pequeñas acciones diarias pueden marcar la diferencia en su calidad de vida, entre ellas el cepillado frecuente de sus dientes. Esta es una actividad de la que no todos los cuidadores están conscientes, de ahí que de acuerdo con Full Trust a partir de los 3 años de edad el 91% de los perros presentan algún signo de enfermedad oral. Los datos del alimento súper premium señalan que entre los problemas más comunes en perros de edad adulta se encuentran la gingivitis y el sarro.


Por esta razón, los expertos de Full Trust comparten algunos puntos clave para el correcto cepillado de dientes que hará mucho más sencilla esta tarea:


Cepillo y pasta adecuados

La cavidad oral de un perro dista mucho de la humana, por ello es importante utilizar productos pensados para su físico y su biología. Especialmente en el caso de la pasta de dientes, algunos productos utilizados en las pastas comunes pueden ser nocivos para su salud, sin mencionar que la recibirán mejor con un sabor de su agrado.


Paciencia ante todo

En el caso de que tu perro nunca haya recibido una limpieza dental, puede que al principio resulte complicado, por lo que es importante ser paciente y facilitarle este proceso. Busca un lugar tranquilo para llevar a cabo esta actividad y regálale un ligero masaje antes de empezar para relajarlo.


Paso a paso

En relación al punto anterior, comienza de manera gradual y delicada para acostumbrar a tu amigo a esta nueva rutina. Humedece el cepillo y permite que lo huela; deja que pruebe la pasta para familiarizarse con ella. Se recomienda que los primeros cepillados sean breves, incluso puedes premiarlo después para que lo asocie con una buena acción.


Cepillado estratégico

En este caso el orden sí puede afectar al producto: los dientes incisivos de la parte frontal de la boca son los más sensibles, por lo que no se recomienda comenzar en esta zona. En su lugar, puedes iniciar levantando el labio de tu mascota y cepillando los dientes caninos. Luego, continúa con los dientes frontales para seguir con los que están más atrás y llegar hasta los molares. Cepilla primero los superiores y deja que la boca se abra ligeramente para limpiar los inferiores, también puedes emplear cepillos de distintos tamaños.


Mínimo una vez a la semana

Idealmente, el cepillado de dientes deberá realizarse todos los días, o mínimo una vez a la semana. Adicionalmente es importante que el veterinario realice una limpieza dental profesional una vez al año para revisar su salud oral general y evitar la acumulación de placa y otras afecciones.