• DroideTV

De las páginas a la pantalla: "¿Dónde estás, Bernadette?"


Llevar cualquier libro a la pantalla grande requiere un proceso, pero ¿DÓNDE ESTÁS, BERNADETTE? presentó un conjunto único de desafíos. Al ser una novela epistolar, la historia se desarrolla a lo largo de una serie de correspondencias, a través de las cuales Bee rastrea el paradero de su madre. Linklater sabía que tenía un rompecabezas en sus manos. "Creo que la primera pregunta obvia es: ¿cómo diablos adaptas un montón de cartas y correos electrónicos a un guión cinematográfico? Esta fue, sin duda, una de las adaptaciones más desafiantes. Tuve que tomar algunas decisiones importantes y la idea era no dejarse intimidar por eso, sino realmente solo tomar a la historia y los personajes fundamentales".


Continúa: “como padres y artistas, todos teníamos nuestros propios ángulos con Bernadette y los demás personajes. Pasamos mucho tiempo reunidos, simplemente hablando y pensando en cada elemento de la misma manera que lo hago con los actores. He hecho otro tipo de películas en las que no es tan necesario, pero esta tenía muchas perspectivas, mucho qué contar en una historia. En realidad, fue solo una adaptación del brillante libro de María a lo que es la narrativa para cine casi tradicional".

Seleccionando a Cate

Blanchett se había enamorado de este personaje complejo, feroz e inteligente desde el principio.


"Es una mirada muy divertida y dolorosa para una mujer que se encuentra en un momento de caos y que se acerca a un cambio enorme en su vida", dice Blanchett. "Toda la basura que surge de quien pensabas que eras, teniendo que enfrentarte a quién eres, para avanzar hacia quien podrías llegar a ser. Y así encontramos a Bernadette y su familia, en ese momento de crisis. Creo que tienes que pasar por un momento de caos, porque no puedes escapar de quien pensabas que serías, para después enfrentarte a quién eres en realidad antes de poder seguir adelante: es algo que sucede a menudo en la mitad de la vida. Y Maria Semple -y creo que Rick en el guión- ha escrito algo que es muy gracioso por su precisión, pero también bastante doloroso y, a menudo, embarazoso".


"Por supuesto que me identifico con Bernadette", continúa. "Lo difícil como actor es que tienes que desarrollar una piel relativamente gruesa, porque tus fallas son muy públicas, pero tampoco quieres crear algo artificial con la cámara, la audiencia o las otras personas con las que estás trabajando. Tienes que estar abierto todo el tiempo. Y si has tenido uno o dos que se perciben como éxitos, sentirás que hay expectativas en torno a tu trabajo. Creo que eso es algo con lo que puedo relacionarme con Bernadette: haber ganado una MacArthur Genius Grant y construido dos edificios excepcionales, hacen que exista una creciente sensación de expectativa en lo que va a hacer a continuación, y lo que hace a continuación es nada. Por lo tanto es más fácil desaparecer, pero muy difícil resurgir”.