• DroideTV

El legado de Jackass, su más reciente película ya está en cines

Hace 20 años se estrenó la serie jackass, protagonizada por un grupo de idiotas audaces que hacían demostraciones peligrosas y bromas para hacerse reír unos a otros.

En 2010 jackass 3D fue la tercera película de la franquicia que alcanzó el número #1 en las taquillas. Una década después... Knoxville sintió la comezón otra vez. Llamó a sus colegas Jeff Tremaine y Spike Jonze para decirles que era momento de reunir a la banda de nuevo. Tenían cuestiones importantes que deseabann responder, por ejemplo: ¿Qué ocurriría si hacían una barba de abejas sobre el pito de Steve-O? ¿Lograrían construir un papalote que elevara a un hombre de 410 libras sobre un campo de cactus? ¿Knoxville podría domar a un toro de dos toneladas, sediento de sangre, con un truco mágico? (Spoiler: a los toros no les gusta la magia).


La banda encontró algunos jóvenes que deseaban colaborar con ellos y ayudarles en su investigación. Juntos se esforzaron para responder estas preguntas y muchas más. Después de varias heridas y muchas carcajadas exclamaron: “¿Saben qué? ¡Tenemos una película aquí!”


Esa película es jackass por siempre, que ya está en cines.


Las palabras “Soy Johnny Knoxville y bienvenidos a jackass” se pronunciaron por primera vez en la pantalla hace más de 20 años y dieron comienzo a un legado.

En 1997 Johnny Knoxville se reunió con Jeff Tremaine para exponerle la idea de realizar pruebas de equipo de autodefensa sobre sí mismo: spray de pimienta, una picana, dardos paralizantes… y deseaba ponerse un chaleco a prueba de balas para dispararse en el pecho con una bala calibre .38. Jeff pensó que era una gran idea y convenció a Knoxville de filmarla. El metraje resultó tan divertido e interesante que decidieron llamar al director Spike Jonze, amigo de infancia de Jeff, y los tres se asociaron.


Combinaron la prueba de autodefensa de Knoxville con un montón de metraje frenético de sus amigos para crear una cinta de lanzamiento. Y algo era evidente: esto era especial, podría resonar.


A través de su curiosidad, camaradería e intrepidez, nació la idea para jackass.

Únicamente MTV fue lo bastante valiente para aceptarlos, así que, con un modesto grupo y un pequeño presupuesto, el programa jackass se estrenó en 2000. A Knoxville se unieron sus amigos Steve-O, Chris Pontius, Ryan Dunn, Bam Margera, Dave England, Jason “Wee Man” Acuña, Ehren “Danger Ehren” McGhehey y Preston Lacy para soportar incontables humillaciones. Y todo valía la pena para entretener a miles de adolescentes que veían el programa nocturno alrededor del mundo.


“Nunca pensé que superaríamos el piloto del programa”, afirma England ahora. McGhehey está de acuerdo: “La cinta de VHS que nos enviaron para el piloto era muy poco profesional”. Pero esos primeros episodios, aunque borrosos y caseros, captaron el espíritu de lo que jackass podría significar para mucha gente. Encarnaba una energía que ya estaba presente en los parques de patinetas y los suburbios a través de Estados Unidos, por lo cual arrojó una luz sobre los marginados en todos lados.

Desafiando las expectativas sin cesar, Jackass continuó durante tres temporadas. “No creí sobrepasar la serie de TV. Pensé que haríamos esto algunos meses, después la vida continuaría y eso sería todo”, dice Pontius.


Pero no fue así. Después del éxito de jackass, propusieron a la banda realizar un largometraje. Producida por Dickhouse, dirigida por Jeff Tremaine y estrenada en los cines por Paramount, la película se filmó con un pequeño presupuesto de $5 millones y recaudó muchísimo más. Fue un enorme éxito y consolidó la franquicia jackass como algo muy especial. Llevó el formato del programa hasta su conclusión lógica con más de 50 escenas de riesgo, fue una incursión abarrotada de acciones, irracional, que rompió los límites y demostró la verdadera amistad de la banda principal.


El éxito de jackass trasformó la vida de todos los involucrados. Durante la siguiente década la franquicia siguió generando emociones, con un segundo episodio en 2006 y un tercero, jackass 3D, en 2010. Su éxito y notoriedad se elevaron con sus temerarias demostraciones que aterraron a dos generaciones de padres.


Pero jackass siempre funcionó pues no se trataba sólo de las acrobacias, se trataba de estos tipos que se entendían, que tenían un vínculo fenomenal y lo fomentaban haciendo que se cagaran de miedo unos a otros. Pontius afirma, “Se trata de las personas idóneas que se encuentran... y eso es algo que hizo la revista Big Brother. Reunió a todos los excéntricos y freaks del mundo del skateboarding. “Así que nos encontramos y aquí está el resultado”.