top of page
  • Foto del escritorDroideTV

Ellas hablan: un retrato sobre los conflictos detrás de la lucha por la igualdad

Basada en el libro homónimo, la película se abre el paso hacia el Oscar

El jueves pasado se estrenó Ellas hablan (Women Talking) un libro con una premisa aparentemente lejana, pero que nos enfrenta con problemáticas latentes en cualquier sociedad. Basada en el libro de Miriam Toews, la cinta nos traslada a una comunidad religiosa donde ocho mujeres tienen que tomar una decisión que parece imposible: perdonar y no hacer nada, quedarse y luchar o irse y enfrentarse al mundo por su cuenta.


La película cuenta con el guión y la dirección de Sarah Polley, así como las actuaciones de Rooney Mara, Claire Foy, Jessie Buckley, Judith Ivey, Emily Mitchell, Kate Hallett, Liv McNeil, Sheila McCarthy, Michelle McLeod, Kira Guloien, Shayla Brown, entre otros asombrosos actores y actrices que le dan vida a la historia de Toews, la cual a su vez está basada en hechos reales ocurridos A 151 menonitas en Bolivia que fueron sufrieron abusos por parte de los hombres de su comunidad entre 2005 y 2009.


La película tiene una increíble consciencia de sí misma como adaptación, ya que recupera la coralidad de voces de su fuente, mostrando a mujeres de distintas edades, con creencias y personalidades distintas, que tienen un interés en común: ponerse a salvo. A su vez, también aprovecha el lenguaje cinematográfico para darle mayor protagonismo a estas voces femeninas, ya que al ser analfabetas, en el libro el personaje de August (Ben Whishaw) tiene un mayor peso al ser quien toma la minuta de estas reuniones. Pasar ese filtro para darle a las mujeres la posibilidad de contar su propia historia es un gran acierto.


El ritmo de la película puede llegar a ser lento, ya que el conflicto es más bien de carácter intelectual, por lo que abundan los diálogos y las observaciones con sus respectivas reflexiones que podrán resonar en algunos e incomodar a quienes sientan la pedrada. Sin embargo, por la naturaleza de la historia y el foco de la misma, me parece que se trata de una representación honesta sobre todas las cuestiones que atraviesan a una mujer violentada, así como las dificultades de un colectivo para decidir qué es exactamente “lo correcto”.



También hay que tener en cuenta que se trata de una historia de una comunidad religiosa, por lo que hay muchas referencias a la religión, cantos, rezos y, sí, también crisis de fe. Así pues, se trata de una historia sobre la libertad y la igualdad desde una perspectiva que no estamos tan acostumbrados a ver, con mujeres que buscan sus propios ideales, a la vez que abrazan su fe para impulsarse en los momentos más difíciles y aún así evita ser caer en el adoctrinamiento.


Por todo esto, Ellas hablan es una película peculiar, que en su búsqueda por contar una historia diferente ha conseguido varias nominaciones y reconocimientos, incluyendo Mejor Guión Adaptado y la disputada Mejor Película de Oscar, que se celebrarán el próximo domingo 12 de marzo. Ciertamente, la competencia de este año estará muy reñida y sin duda la cinta merece un lugar en la lista de cualquier persona que esté interesada en propuesta de cine feminista.


Comments


bottom of page