top of page
  • Foto del escritorDroideTV

Entrevista: Jordi Sierra i Fabra presenta "El misterioso caso de la desaparición del pastel..."

En el Marco de la FIL Feria Internacional del libro de Guadalajara, Jordi Sierra i Fabra presenta "El misterioso caso de la desaparición del pastel de chocolate" y de cómo esta historia nació en esta feria hace diez años.


El misterioso caso de la desaparición del pastel de chocolate

En "El misterioso caso de la desaparición del pastel de chocolate", Catalina es lista. Muy lista. Desde siempre. Su sueño es ser escritora de misterio, pero necesita inspiración. Y en su pueblo nunca pasa nada. Hasta que desaparece el pastel de chocolate que la señora Herminia ha hecho para el concurso de tartas. ¿Conseguirán Catalina y sus amigos seguir las pistas y dar con el ladrón? En su visita a FIL Guadalajara platicamos con su autor Jordi Sierra i Fabra.


¿Cómo fue la concepción de esta historia?

La historia es antigua, porque hace 10 años en 2013 cuando me dieron aquí en la FIL el Premio Iberoamericano, en la fiesta después del premio mi editora de SM me dijo que nunca había hecho un libro sobre mi vida, sobre un niño tartamudo que consigue superarlo y le dije que nunca se me había ocurrido y le dije ¿si lo escribo me lo publicas aquí en México? y me dijo que si. Aquella anoche misma tuve la idea e hice "El club de los raros" que es un libro muy conocido mío, lo mandé a México les encantó, lo publicaron luego me dijeron: haz otro y en ese segundo libro salía Catalina la niña que protagonista de este otro libro. Me ocurre muchas veces no sé qué pasa que a veces los personajes secundarios son tan fuertes, porque como un buen secundario sale poco, sale en un capítulo o dos, pero si tiene densidad la gente dice: ese secundario es muy bueno entonces la gente me decía que Catalina era una monada y cómo habla y no sé qué y así que escribí este libro. En España ya van tres así que al final Catalina ha sido un personaje que ha gustado. A ella le gusta escribir, le gustan los libros policíacos y se mete a investigar, cosas muy simples de una niña de 9 años, pero creo que es muy tierna. Así que la historia arranca 10 años justamente en la FIL Guadalajara.


¿Cómo es escribir misterio para niños?

Te voy a contar una anécdota, hace algunos meses hubo una señora que me dijo: mi hijo me ha preguntado ¿mamá este libro lo escribió un hombre de 70 años? y le dijo: sí, nació en el 47 y aquí en el copyright dice que se publicó en el tal, entonces sumando pues si. Y su hijo le contesta: es que parece que lo ha hecho un niño. Eso es un halago para mí, porque tengo 76 años y dice que escribo como niño. Soy capaz de meterme en la piel de un niño y lograr un libro como estos. Y eso es una cosa que al final no me cuesta quizá porque soy un niño en el fondo, no me cuesta adaptarme. En la fundación estoy todo el tiempo con gente joven y por ejemplo acabo de publicar en SM en España hace 15 días un libro en verso para niños de 6 a 0 años la "Historia de un pedo" y hay que ser un poco niño para eso y fíjate bien que en este libro el Misterio es muy simple, es muy ligero, pero yo creo que el libro debe ser como una naranja, la tomas, es muy bonita, pero ¿qué haces? la exprimes y te bebes el jugo. El libro es como la naranja, tienes que leerlo, exprimirlo y tiene que generarte unas gotitas de juguito y este libro en el fondo es muy simple pero ¿de qué habla? tiene valores, habla del tiempo, un hombre hace que su mujer no concurse para que tenga más tiempo con él y la historia a lo mejor el niño no la pilla pero si el padre que lo lee con él lo comprenderá.


¿Qué disfrutas de escribir para niños o jovenes?

Es distinto porque cuando hago ciencia ficción por ejemplo yo soy Dios, invento mundos que no existen, hago máquinas, creo leyes, que en el año 3000 habrá unas leyes que ni imaginamos, todo eso hago lo que me da la gana. Cuando es una novela policíaca ahí no puedo hacerlo, todo tiene que encajar para que no quede un cabo suelto, para que todo esté perfectamente ahí. Si es alguna novela histórica es aprender, cuando he hecho novelas históricas de México tengo que estudiar historia de México, que a lo mejor eso que aprendo en el libro está al 10% pero tú como escritor tienes que estar al 100 para no cometer errores, aunque a lo mejor veas muy poco de la novela de lo que investigaste o de lo que sabes.


En este caso es un libro infantil y antes ya lo visualizo, pero cuando hago un libro para jóvenes adultos hago un guion previo, a veces los capítulos de que van a hablar, es lo más importante, he hecho guiones de más de 100 páginas de un libro de 200, ya como soy escritor me siento lo escribo y sale rápido, pero me cuesta trabajo pensarlo. Un libro como este son tres o cuatro días cuando mucho en escribirlo pero si tuviera que hacer el guion tardaba otros tres o cuatro días más. Así es como trabajo yo siempre para las novelas: primero planificarlas y luego escribirlas es lo más rápido.


¿Cómo ha sido tu experiencia de encuentro con lectores?

Hay varias, yo soy lectura recomendada y a veces obligada en escuelas lo cual es terrible porque yo no hago libros para que hagan exámenes los hago para que se lo pasen bien, pero me he convertido en un referente de escuelas y yo no tengo la culpa, los que me deben de odiar son los niños porque después ven mi libro y quizá ya no quieren más. Hace un año vi en internet a un chico que dijo: ya está bueno, he vivido en tres ciudades españolas y en las tres me han hecho leer a Jordi, ese tío está enchufado en todas partes, debe sobornar a todo el mundo para que pongan sus libros.


Y bueno es que los maestros dicen que son de los pocos que no los tiran por la cabeza que claro primero les dicen: hay que leer y esto se enojan. Pero al final les gustan, los libros gustan, y le dicen: Profe, este es el que más me gusta. Así que soy una especie de garantía y a veces llega al maestro y dice no me muera nunca por favor, "usted me salva la vida" y te sientes feliz.


Luego están los papás y las mamás, que cuando dicen: yo entiendo a mi hijo por tus libros, porque tengo un hijo de 16 años al que le hablas y todos son gruñidos, en su cuarto no puedes entrar, entonces son dos misterios y no sé cómo piensan. Pero leo un libro tuyo y expones a los personajes y yo digo: esta es mi hija, este es mi hijo. Por eso digo siempre que deben de leerlos los padres también porque no son libros infantiles o juveniles, siempre un buen escritor debe ser capaz de llegar a cualquiera.


Luego cuando voy a una escuela, ya no voy pero por ejemplo en la fundación cuando viene un grupo de chicos y te dicen que: eres un tío legal, ese es el mayor elogio porque te bajan a su nivel, porque hay buen rollo y yo me siento bien. Como artista sé que es imposible que lo que hago le gusta a todo el mundo, hago un libro y de cada 100 personas con suerte 70 u 80 con suerte les gusta, habrá quienes dirán no me gusta, no hay acción, solo hablan o el final y tienes que aceptarlo. Que de entrada los libros no se escriben, se sienten, pero una vez que lo has escrito y se ha publicado la gente que diga lo que quiera yo voy a seguir con el siguiente y me olvido de esto.



El misterioso caso de la desaparición del pastel de chocolate

¿Cómo es su proceso creativo?

No paro de escribir, hace una semana por ejemplo se cumplieron 51 años de mi primer libro y eun libro como este son tres días de trabajo, uno para adultos es un mes de trabajo, pero es que no paro de escribir y a lo mejor acabo el libro de ciencia ficción y voy con otro género, porque yo trabajo tanto todo que cuando lo escribo ya se acabó, no hago correción, no creo en que cambiar diez palabras vaya a mejorar nada. Quiero que el lector reciba la pasión que tengo y la recojan así. Mis editores saben que no pueden tocar mis libros, la portada es de ellos pero esto el contenido es mío, nadie puede tocar ni una coma.


Entonces yo escribo y escribo y ya después de lo escrito viene otro proceso, que no creas que todo lo que escribo me lo quitan de las manos, siempre es como si hubiese escrito el primero, porque por mucho mucho que yo sea Jordi, cuando llega un libro a una editorial, como no les guste no lo van a publicar. Entonces me dirán Jordi este es malo, y me ha ocurrido con editores. Uno de mis libros más famosos lo mandé el año 96 por paquetería a una editorial todavía no había manera de enviarlos por internet y me contesta la directora enojada: "¿Jordi tu libro va en serio? pero vaya mierda me has hecho, ¿pero en serio qué crees que esto es publicable?" Bueno no le ha gustado, vale, me lo enviaron por correo de regreso y lo envió a otra editorial, al día siguiente me llamaron: Jordi gracias, qué maravilla, es lo mejor que he leído; y es un libro que lleva 50 ediciones pero no le gustó a ella y no pasa nada. Hay libros que no se publican, por ejemplo escribí un libro hace años sobre una tía que intenta suicidarse pero hace 10 años el tema decían era escabroso, que no que porque el efecto contagio. Hace 2 años que en España solo se habla de esto, la postpandemia, suicidios y ahora me lo han quitado de las manos, está en catalán y sale en castellano el mes que viene. Cuando yo lo hice no interesaba, ahora está de moda .


A veces digo, voy a hacer esto, sé que no voy a publicarlo pero me voy a arriesgar con este nuevo enfoque, nuevo estilo, nuevas formas de expresión. No lo sé, es un arte y a veces he hecho libros sobre todo para adultos que me dicen: te has pasado, pero me he pasado ahora quizá dentro de 10 años ese libro será diferente.


Nunca pienso en modas, creo que hay dos tipos de escritores, el que crea tendencia y el que la sigue y yo las he creado siempre, el que la sigue es el que si están de moda los vampiros hacen uno así. Nunca he hecho un libro pensando en la pasta que voy a ganar, ni en el premio, lo que pasa es que cuando está hecho a veces digo: bueno que este es de premio, quizá porque el tema es diferente, el enfoque es distinto y los jurados buscan siempre cosas diferentes. Entonces digo: esto es de premio, voy a probarlo, no quiere decir que lo gane pero si es asi muy bien. Lo que me gusta primero que nada es escribir y lo seguiré haciendo porque es lo que está siempre en mi.



Luis Addams Torres

bottom of page