• DroideTV

Hurones como mascotas: información y cuidados

Estos animales pueden convivir con nosotros siempre que tengamos en cuenta ciertas atenciones.

Si bien un hurón puede ser educado y crear hábitos hogareños, al igual que otros animales es importante considerar sus propias necesidades y su naturaleza para poder darle una correcta atención. Por lo general, cuando hablamos de mascotas la mayoría de las personas piensan en perros, gatos y más extensamente en peces y pájaros. No obstante, algunas personas buscan opciones distintas a esta norma, animales poco comunes pero que tienen un historial de domesticación.


Los hurones, miembros de la familia de los mustélidos (como el tejón, la nutria y la comadreja) el cuál en su momento fue domesticado para controlar ciertas plagas, no obstante, actualmente se le considera como una mascota exótica.


En primer lugar, debes de contar con un veterinario especializado en hurones de manera que conozca los problemas que pueden afectarlo y llevar un adecuado control veterinario que incluye un esquema de vacunación, revisiones regulares y preferiblemente su esterilización.


Otro punto importante es su alimentación, ya que al ser un animal carnívoro, su comida debe ser alta en proteína animal, en este caso lo más recomendado es un buen pienso para hurones y evitar otro tipo de alimentos como la carne cruda en la cual pueden residir muchas bacterias. En cuanto a su hábitat, se sugiere contar con una jaula amplia, de dos o más niveles. Debido a que se trata de un animal que tiende a despedir cierto olor, es esencial limpiar por lo menos una vez a la semana su espacio con agua y detergente neutro. También se puede enseñar al hurón a realizar sus necesidades en un arenero a fin de mantener un espacio más limpio.


Los hurones necesitan descansar en total oscuridad por un periodo de 14 horas diarias para regenerar melatonina, por lo que es importante que cuenten con un espacio (dentro o fuera de su jaula) donde pueda refugiarse de la luz y tener su debido descanso, ya que de lo contrario pueden padecer graves problemas de salud. Además, hay que tener en cuenta que es un animal que carece de habilidades termorreguladoras, por lo que en época de calor es importante acondicionar su espacio con botellas de agua congelada y paños húmedos a fin de evitar un golpe de calor, incluso puedes rociarle agua ocasionalmente en estas épocas.


Algo vital en caso de que saque al hurón de su jaula es crear un espacio seguro para él, ya que al ser un animal curioso y no sentir miedo es muy propenso a accidentes domésticos. Lugares como balcones, ventanas, enchufes, tuberías y agujeros deben de tener sus debidas protecciones, aunque el riesgo también puede extenderse a cajones, estanterías y macetas, que deben de estar lejos del alcance del hurón. También ten cuidado a la hora de usar el horno o la lavadora, ya que puede esconderse en ellos.


Dentro de sus cuidados, también considera las actividades físicas y de recreación, ya que como otros animales necesitan utilizar su energía y tener estímulos dentro de su ambiente. Puedes pasearlo alrededor de tu casa con correa y arnés, o mimarlo con juguetes como túneles, ratones de cuerda, pelotas con cascabel, animales de peluche, entre otras opciones que puedes ir alternando para evitar que se aburra. Ten en mente este tipo de responsabilidades antes de adquirir un hurón.