• DroideTV

La resurección de Neo: Keanu Reeves y una nueva entrega de Matrix

El actor repite el doble papel de Thomas Anderson / Neo, el hombre que fue rescatado de la Matrix para convertirse en el salvador de la humanidad y que una vez más tendrá que elegir qué camino seguir.

"Un día recibí un correo electrónico de Lana que decía: “¿Cómo te va? Estoy pensando en…” Y yo me dije “¡¿Qué?!” Después tuvimos una conversación en la que compartió conmigo algo de lo que le estaba sucediendo personalmente y cómo eso la llevó a querer contar una historia con Matrix. Ella me preguntó cómo me sentiría al respecto. “SÍ.” En estas películas, con Lana, es “SÍ”, conversa Keanu Reeves.


Keanu Reeves recuerda que incluso mientras estaban haciendo la primera Matrix, Lana y Lilly, ya hablaban sobre la segunda película. Hablaban de ciertas secuencias que tenían en mente, "así que yo sabía que esa parte de la historia estaba en ellas, incluso en la primera película. Para mí, como actor, mi personaje tenía un propósito maravilloso en la trilogía: era un personaje que unía el mundo real con la Matrix, un equilibrio entre el mundo humano y el de las máquinas, solo buscando la paz. Lo que le sucedió a Thomas Anderson se sintió como si esa parte de la historia ya estuviera contada".


El actor añade que Lana comentó que tenía otra historia para contar, una que se centraba en Neo y Trinity, en su historia de amor, "y eso me pareció muy emocionante. Sentí que ahí había una unión perfecta. Tomando prestado un término del mundo de la codificación de Thomas Anderson, surge la palabra “binario”, opciones que son singulares: por este lado o por ese lado. Para mí, Trinity y Neo representan esta unión. Creo que son muy complementarios en sus pensamientos, en su energía. Yo los apoyo totalmente. Cuando interpreto al personaje y trabajo con Carrie-Anne como Trinity, es algo que va más allá de mí. Es así de grande. Sea lo que sea, se siente como si estuvieran juntos en eso".


"Si hablo sobre Lana, la cineasta con la que trabajé en la trilogía, y sobre la Lana de Matrix Resurrecciones… En primer lugar, ella trabajó con [el director de fotografía] John Toll, quien le enseñó un poco sobre la luz natural. Entonces, mi experiencia [de la trilogía] fue con ella detrás de un monitor y ahora ella está al frente, aunque por supuesto sigue usando el monitor. Su evolución como cineasta es extraordinaria. Así que lo que tenemos ahora es una artista que está interesada en la luz natural, que quiere estar al lado de la cámara, literalmente se conecta a ella y se convierte en esa otra cosa que nunca había visto. Hay una inmediatez que es muy diferente. Se sigue planificando como antes: se organiza, se ensaya, se filma. Ahora, es “hay que estar listo en el momento… vamos”. Como le gusta decir a Lana, “Aprendemos haciendo” y ella lo sabe, ¿verdad?", añade.

Keanu Reeves agrega que se ha mantenido en contacto con Carrie-Anne, "le han pasado muchas cosas a esa maravillosa persona. Cuando trabajé con ella por primera vez, no tenía tres hijos y un marido. Realmente teníamos una rutina, como “Buenos días”, “Buenos días”. Luego hacíamos estiramientos, calentábamos y entrenábamos juntos. Tocaba su música, traía la luz. Nos apoyábamos mutuamente, podíamos hablar de la vida mientras estábamos en la colchoneta entrenado. Aprecio mucho esos momentos que tuve para compartir con ella en ese entonces, así que encontrarme de nuevo con ella es… Está muy cambiada y al mismo tiempo sigue igual que antes, el núcleo de su personalidad sigue siendo el mismo. Solo para ver cómo se ha expresado ese núcleo y conocer a sus hijos, a su esposo, una familia genial. Actuar con ella, actuar ese amor. Tenemos un par de escenas en las que Tiffany y Thomas toman una taza de café y para nosotros es muy emotivo. Fue casi como, ¿cómo no vamos a llorar?"