• DroideTV

M. Night Shyamalan platica la historia detrás de "Viejos" (Old)

Estando de vacaciones en un paraíso tropical una familia descubre que dicho lugar está haciéndoles envejecer rápidamente.

La génesis de la película Viejos comenzó, literalmente, por un regalo. Un día del padre las tres hijas de M. Night Shyamalan le regalaron Sandcastle, una novela gráfica de 2011 taciturna, estimulante y que invita a la reflexión, del escritor francés Pierre Oscar Lévy y del artista Frederik Peeters. La novela gráfica, que trata de un grupo de personas que están de vacaciones en una playa apartada y descubren que están envejeciendo rápidamente, inmediatamente despertó la imaginación de Shyamalan.


Después de terminar la exitosa Trilogía “Eastrail 177”, que inició en el año 2000 con la cinta Unbreakable, seguida de Split en 2016 y de la taquillera Glass en 2019, Shyamalan se dedicó a escribir un guión que terminaría convirtiéndose en la película Viejos, transformándolo y elevándolo a un thriller existencial que se enfrenta con algunos de los enigmas más antiguos de la humanidad.


Shyamalan quería aumentar la tensión y la sensación de peligro mortal de los personajes, al tiempo que preservaba el confuso misterio y el temor escalofriante que palpita bajo la narración. “Quería que se sintiera como si estuvieras viendo un episodio de Twilight Zone de dos horas —eso es algo que me encanta, porque es la rareza tratando de entender lo que está sucediendo", dice Shyamalan.

“En la película Viejos nunca quise que el público se sintiera seguro, sino que estuviera descifrando una cosa, luego otra, otra y otra más, al igual que los personajes de la película”.

Al principio de Viejos, los esposos Guy y Prisca Capa (Gael García Bernal y Vicky Krieps) van a pasar sus últimas vacaciones juntos en familia con su hija Maddox (Alexa Swinton) de 11 años y su hijo de 6 años Trent (río Nolan). Guy y Prisca planean divorciarse, pero aún no se lo han dicho a sus hijos.



Cuando llegan al resort turístico, la familia está impresionada por alto nivel del servicio. Son recibidos por el gerente (Gustaf Hammarsten) y su asistente Madrid (Francesca Eastwood), con cócteles personalizados. Los niños están igual de encantados. Pese a la tensión que hay entre Guy y Prisca, la familia se emociona cuando recibe una invitación especial para ir a una playa muy exclusiva que forma parte del resort turístico.


Van junto con otra familia conformada por Charles (Rufus Sewell), un vehemente cirujano cardiotorácico, su anciana madre Agnes (Kathleen Chalfant), su muy joven esposa Chrystal (Abbey Lee) y su hija de seis años, Kara (Kylie Begley). A medida que el número de personas que están en la playa crece hasta incluir no solo a los Capa y a Charles y familia, sino hasta un cantante de hip-hop que se hace llamar Mid-Sized Sedan (Aaron Pierre); a Jarin (Ken Leung) y Patricia (Nikki Amuka-Bird), una pareja que lleva casada muchos años. De repente, el cuerpo de una mujer desconocida es arrastrado por la corriente a la orilla de la playa y los adultos se dan cuenta, en forma progresiva, de que sus celulares están fuera de servicio, que no pueden salir de la playa y que los niños están envejeciendo rápidamente, justo ante sus ojos.



A pesar de todos los acontecimientos oscuros y aterradores, Shyamalan tuvo el cuidado de señalar que no considera que Viejos sea una película de terror. “Yo no hago terror”, dice Shyamalan. “No es así como describiría lo que hago. En el terror hay una especie de sensación de que la muerte es el destino final. Lo que sigo intentando hacer mientras escribo es imaginar lo peor, y luego preguntarme si yo sobreviviría a ello siendo un humano con emociones. Cuando vuelva del otro lado, ¿seré más fuerte debido a esa experiencia?”


Cabe destacar que por primera vez en la historia, Shyamalan trabaja fuera de Estados Unidos y de su ciudad natal de Filadelfia, que ha sido el escenario de sus anteriores películas, así como el de Servant, su actual serie de Apple TV+. La película Viejos se rodó en la República Dominicana.


Shyamalan también tenía la firme convicción de que los actores de la película debían provenir de distintas partes del mundo, por lo que se propuso elegir intérpretes dinámicos, tanto locales como de diversos orígenes étnicos.


“Cada película que hago representa algo relativo a dónde me encuentro, y en este momento me encuentro celebrando el hecho de que soy un inmigrante”, explica Shyamalan.

“Había dejado eso de lado a lo largo de mi carrera. Hago películas en los Estados Unidos. Nací en Puducherry, India, y he sido lo suficientemente afortunado para contarle historias a las personas alrededor del mundo, desde Hollywood. Contar con un elenco que represente eso —¿qué es lo que tiene acento mexicano, alemán e inglés? Es realmente hermoso”, finalizó.