• DroideTV

Marianne Cronin comparte “Los cien años de Lenni y Margot”


La vida es corta, y nadie lo sabe mejor que Lenni Pettersson a sus diecisiete años. Enfadada con el mundo porque el tiempo se le acaba, Lenni todavía tiene mucho que experimentar y demasiadas preguntas sin respuesta. Margot tiene ochenta y tres años. Cuando conoce a Lenni en el taller de arte del hospital, le ofrece su amistad incondicional. A partir de ese momento, los días de Lenni se expanden como ella nunca hubiera imaginado: las historias que le cuenta la anciana le harán soñar todas las vidas que la enfermedad le negará.


Marianne Cronin vive en Birmingham, donde ha obtenido un doctorado en Lingüística Aplicada examinando el vínculo entre el lenguaje y el humor en la ficción. Actualmente trabaja como profesora de educación superior y en su tiempo libre realiza comedias de improvisación con el grupo Box of Frogs de Birmingham. La escritora nos habló de “Los cien años de Lenni y Margot”, su primera novela, la cual es publicada por Editorial Planeta.


¿Cómo fue la concepción de “Los cien años de Lenni y Margot”?

Me tomó 7 años hasta esta versión final, me tomo mucho tiempo, y comenzó cuando tenía alrededor de 22 años. Tuve una experiencia de salud que me hizo cuestionarme ¿cómo sería el saber que vas a morir? Y así surgió el personaje de Lenni. Y siempre he querido escribir algo ubicado en un hospital, en un asilo, porque me parece que son lugares muy especiales por las diferentes personas, diferentes edades que convergen y ahí fue cuando comenzó el libro.


Algo que destaca la historia es el respeto a las generaciones anteriores, a las personas mayores, lo cual es muy relevante.

Creo que es algo muy importante y no es algo que solamente se encuentre en la cultura inglesa, sino que ese respeto por los adultos mayores y permitirles enseñarte es universal. Creo que eso es algo de lo que hace a Lenni tan especial, porque es alguien muy joven quien tiene respeto por las personas mayores para aprender de ellas. Y creo que era muy importante para mí que, por otra parte, Margot fuera una persona real, no quería que fuera está ancianita muy linda, muy clásica, sino que quise empujarla a que fuera esta persona emocionante, un poco loca, incluso a lo mejor hubiese hecho algunas cosas ilegales en su vida. Creo que una de las cosas que aprende Lenni es el aceptarse a sí misma porque reconoce eso en Margot, en todo lo que ha aprendido por sí misma y que sabe apreciar ese conocimiento.


Contar historias es uno de los elementos claves ¿por qué crees que es valioso remarcarlo?

Es la razón por la que es tan importante en el libro, porque Lenni no tiene mucho tiempo por seguir viviendo, pero cuando Margot comienza a contarle historias, de alguna manera puede ver el mundo a través de ellas y experimentar ciudades, lugares, que quizá nunca podrá ver en la vida. Creo que por eso el contar historias es extraordinario, porque puede llevarte del lugar de dónde estás y transportarte a cualquier otro. Creo que lo emocionante de eso es después ver gente leer libros o involucrarse más en lectura, en ver películas, porque creo que todos necesitamos ese escape y ver el mundo tanto como podamos a través de todos estos elementos.


¿Qué disfrutaste como escritora de tu viaje con estos personajes?

Ha sido muy loco, incluso cuando estaba escribiendo jamás pensé que iba a ser publicado, mucho menos alrededor del mundo, eso me ha tomado por sorpresa. Pensaba que solamente se quedaría en una caja, en mi habitación, y ahí terminaría. Creo que mi parte favorita y quizás suena muy cursi, es que me divertí tanto con esos personajes y obviamente el proceso de edición, porque eso tomó 7 años. Hubo tiempos en que ya no quería involucrarme con eso, solamente quería ver Netflix. En términos de sorprenderme es que muchos lectores me dicen que encuentran momentos muy graciosos, que los hizo sonreír o reír y lo curioso es que cuando estaba escribiendo, estaba en un momento muy depresivo mi vida y estaba muy nerviosa de que la gente a lo mejor no quisiera leerlo porque fuese muy triste, pero no sucedió así.


¿Es difícil desprenderte de ellas?

Creo que sí es difícil, tengo 7 años, casi un cuarto de mi vida escribiendo sobre ellas y creo hay un poco de mí en ambas, así que fue extraño ver la versión final, cuando estaba completamente terminada y la enviamos, pensaba ¿ahora qué voy a hacer con mi vida?


¿Qué sientes que además ahora es publicado en muchos idiomas y países?

Me siento un poco abrumada por ello, porque nunca había imaginado que eso sucediera, creí que por ejemplo lo publicarían aquí en el Reino Unido, pero tenerlo alrededor del mundo parece como un sueño que tengo. Es interesante que les gustan esos personajes, que se siente casi universal esa historia, porque todos están buscando un momento positivo en sus vidas y ha sido una experiencia muy agradable. Espero que muy pronto pueda viajar y conocer a los lectores frente a frente.


Compra el libro aquí.