top of page
  • Foto del escritorDroideTV

MaXXXine cierra la trilogía de Ti West con un thriller en los ochenta

La cinta MaXXXine nos muestra una lucha por el estrellato manchada de sangre y referencias


MaXXXine

Esta semana se estrena MaXXXine, la última entrega de la trilogía de Ti West que comenzó con la peculiar premisa del slasher X, siguiendo con una precuela que amplió nuestra visión de Pearl para llegar al capítulo final de esta historia protagonizada y producida por Mia Goth donde el horror, el erotismo y el fanatismo son la tierra fértil de los monstruos.


La historia sigue a Maxine Minx (Mia Goth) única sobreviviente de los brutales hechos en X, ahora Maxine es una reconocida estrella en el cine para adultos que intenta dar el salto al cine comercial con un gran rol en la secuela de la brutal directora Elizabeth Bender (Elizabeth Debicki). Esta gran oportunidad se ve amenazada por aquel pasado monstruoso que pensó haber dejado atrás.


El elenco se completa con las actuaciones de Michelle Monagham, Kevin Bacon, Lily Collins, Giancarlo Esposito, Bobby Cannavale, Brad Swanick entre otros, cada uno de ellos le inyecta una chispa a sus personajes para impactar en el debido momento, incluso cuando en algunas ocasiones los conocemos de forma muy breve. También resaltan los personajes femeninosde la cinta: fuertes, tenaces, capaces de ir más allá de lo imaginado.


Por otra parte, tenemos a Eliot Rockett a cargo de la fotografía quien, tiene un gran tino para darle un estilo nostálgico, pero con un toque agresivo y potente que nos recuerda el peligro que acecha detrás de las luces de neón, lo cual se realza con la música de Tyler Bates. Maxxxine tiene una estética propia, una combinación entre la recreación con momentos cargados de referencias, la vitalidad y sensualidad de aquella época donde lo brutal se esconde en el día a día para golpear desde un lugar inesperado.


En esta ocasión Mia Goth interpreta a una chica dura y decidida, una que sigue traumatizada por los hechos de X, pero toma ese miedo como un impulso para volverse en una verdadera amenaza cuando se ve obligada a hacerlo. Si bien la cinta se puede disfrutar incluso sin haber visto sus anteriores gracias a la independencia de su guion, también es cierto que posee algunos vasos comunicantes con las anteriores, pero especialmente con Pearl.



En cierta medida, Maxxxine expande los temas que abordó Pearl como el fanatismo, la censura, la sexualidad reprimida, entre otros, pero también nos lleva más allá de lo que Pearl podía desde su granja, ahora estamos en Los Ángeles, donde nadie titubeará para hacer a un lado de la competencia. Si X era un slasher en el completo sentir de la palabra y Pearl un estudio del personaje, Maxxxine es lo que ocurre con las scream queens cuando tienen que volver a la realidad y pagar la renta, todo ello aderezado con una mezcla de géneros entre esa vena slasher a la que nos tiene acostumbrados Ti West, con un misterio que terminará por convertirse en el climax de la trama.


Si bien la cinta deja algunas dudas y uno que otro agujero en el guion, sin mencionar que el final se siente casi irreal o incluso puede llegar a ser irritante, sin duda es una cinta que combina bien distintos elementos, cumple totalmente con todo lo que se buscas en una película slasher con una estética delicada, diálogos memorables y la pregunta constante de quién es el verdadero monstro, pues a fin de cuentas la moral no es algo que conozcan sus personajes, en su lugar veremos una hambre voraz por estar bajo el reflector, algo parecido a Perfect Blue pero con menos introspección y más sangre.


Andrea Rodriguez

Comments


bottom of page