top of page
  • Foto del escritorDroideTV

Presentan el libro No bailé con él, no bailé con ella en el Museo de la Ciudad de México

La nueva novela del escritor y periodista mexiquense, Gabriel Vera Baeza No bailé con él, no bailé con ella destaca por la frescura de su narrativa y el uso de la memoria como un recurso para reinventarnos ante la pérdida.

No bailé con él, no bailé con ella, del escritor mexiquense Gabriel Vera Baeza

La novela No bailé con él, no bailé con ella, del escritor mexiquense Gabriel Vera Baeza, tuvo su primer encuentro con el público el pasado jueves 31 de agosto, en la explanada principal del Museo de la Ciudad de México. Ahí, el director del recinto, José María Espinasa Yllades, agradeció al autor y los invitados del presídium, la elección del espacio para realizar dicho acto en favor de los libros y sus lectores, además de extender ésta al público asistente en la que se convirtió en una tarde lluviosa en la capital del país. Tras las palabras de bienvenida, tomaron turno al micrófono los convocados al panel de presentación del libro. El primero de ellos, Héctor González, periodista con reconocida trayectoria por su puntual cobertura para la fuente cultural, particularmente la literatura (ha colaborado en diversos diarios y revistas de circulación nacional, siendo el portal de Noticias de Carmen Aristegui el espacio donde actualmente atiende el quehacer literario), comentó que la novela de Gabriel Vera posee “una sorpresiva y refrescante narrativa, capaz de plasmar en su relato y desenvoltura de personajes, emociones y vivencias con las que el lector conectará de forma natural y cercana”. Después tocó el turno de la licenciada Diana Laura Melchor Ramírez, quien compartió anécdotas del proceso creativo y de acompañamiento que pudo vivir a lado del autor, desde la gestación de la idea para hacer el libro hasta los momentos de altibajos que por inspiración o falta de ésta, debió vivir acompañado de sus gatos para hacer realidad su anhelo de escribir el libro. Para ella, este ejercicio de observación y cercanía permitió revalorar el quehacer del escritor y conminar a los interesados a mirar dicha labor desde la valía del compromiso y no sólo de la inspiración.


A continuación, el también licenciado Erick De Lara Ortega, destacó rasgos de la personalidad y profesionalismo que caracterizan los proyectos de Gabriel Vera, los que sin duda dieron cimiento y consolidaron la materialización de esta novela.

La novela No bailé con él, no bailé con ella, del escritor mexiquense Gabriel Vera Baeza
Foto cortesía Museo de la Ciudad de México

Finalmente, el autor arrancó el diálogo con los invitados: cedió su turno en la palabra para la sesión de preguntas y respuestas, donde aprovechó para ampliar sobre los motivos, experiencias y desafíos que hicieron posible su “No bailé con él, no bailé con ella”. ”No bailé con él, no bailé con ella pero espero sí bailar con la otra; no la conozco aún o a lo mejor sí la conozco y la he ignorado, o como muchas veces pasa, la he tenido frente a los ojos, hasta vivo con ella y no sé qué es ella. [Así que] espero más bien, que algún día se me quite la ceguera y vea con quién voy a bailar… Mientras no sea con la calaca, ¡todo está bien!”. “Cuando terminé el libro le puse punto final y, hasta cínicamente, escribí FIN. Y, dentro de las correcciones que me mandó mi correctora, me dijo ‘No, por qué fin, esto no tiene fin’. “Y, sin embargo, la otra parte del libro no la voy a escribir yo sino cada uno de ustedes. Yo hice un esbozo, hice unos personajes, hice una parte de la historia, pero la más importante la hará cada uno de ustedes… Espero que se apoderen de esta obra, que ya no es mía es de ustedes, y que le de un fin a esos personajes u otras nuevas historias u otros nuevos sueños, o lo concluyan ahí; ya es decisión de ustedes no, mía”. El acto concluyó con el vino de honor, el encuentro uno a uno con el escritor para fotos y firmas de libro.


Información cortesía

Comments


bottom of page