• DroideTV

Review: "Maléfica: dueña del mal"


Un trabajo visual destacado para una historia genérica y predecible, con la taquilla asegurada no hay interés es provocar emociones e incluso ser emocionante.


Tiene lugar varios años después de los acontecimientos narrados en la primera película, y explora la relación entre Maléfica y Aurora y las alianzas que se forman para sobrevivir a las amenazas del mágico mundo en el que habitan.


De antemano sabemos que estos filmes están diseñados principalmente para hacerse de dinero, ya sea en la taquilla como en las licencias, con uno de los personajes más populares de Disney. Sin embargo en otros casos diseñados de igual manera como “Piratas del Caribe” al menos buscan ser divertidos y con al menos un par de momentos listos para recordarlos, aun sea en memes.


El aspecto visual y el potencial de Maléfica en ese sentido son aprovechados al máximo, tanto en las otras hadas oscuras como ella, en los escenarios, las hadas y seres del bosque, incluso los vestuarios en el reino son destacados, en envase es perfecto.


Pero lo visual no es suficiente para mantener a flote la cinta, lo mejor será entrar sin expectativas en absoluto para no quedar decepcionado. La actuación de Angelina Jolie es devorada en esta ocasión por Michelle Pfeifer quien interpreta a la villana, sobretodo porque el viaje personal de Maléfica no tiene fuerza, al grado que nos hace pensar que Aurora tiene más tiempo en pantalla que ella. Cuando hay acción no hay problema con esta hada oscura, pero la cinta supone mostrarnos el crecimiento del personaje al conocer sus orígenes pero las situaciones no son tan firmes como para empatizar en lo más mínimo.


El peor de sus defectos es que la película usa la misma fórmula de siempre y no existen sorpresas algunas porque todo es predecible. Desde el primer momento sabemos quién es la villana, aun sin haber leído la sinopsis. Sabemos cómo saldrá avante Maléfica, el climax es muy tibio porque ya nos contaron en la cueva a mitad de la película lo que sucederá y sin mucha sutileza.


Es curioso porque aunque no hay rastros de sangre, si parece ser más violenta, a los estandares familiares de Disney, que otras cintas de la compañía pero la historia tiene el nivel para entretener a pequeños y aquellos que solo quieran pasar el rato.


Otro personaje con mucho potencial que es desperdiciado para seguir las reglas de los cuentos de hadas, sin mucha emoción real y con momentos predecibles que al irse juntando la vuelven menos entretenida de lo que estas montañas rusas de diversión prometen.