• DroideTV

"Serpiente emplumada", la travesía de David Bowles tras la mitología

El autor mexico-americano buscó construir una epopeya con los diferentes mitos mesoamericanos.

En los años recientes se ha visto un interés renovado por los mitos y leyendas de los pueblos originarios. En la cultura popular tenemos al anime Onyx Equinox o el videojuego Mictlan: An Snciente Mythical Tale; a estos ejemplos se le suma Serpiente emplumada, corazón del cielo del escritor mexico-americano David Bowles, un libro cuya creación fue tan venturosa como los relatos que contiene.


El interés de Bowles por la mitología mesoamericana surgió durante sus años universitarios, cuando se hizo consciente de lo poco que conocía en esta materia “se supone es una herencia general de los mexicanos y mexico-americanos desde una cierta perspectiva; me dio un poco de coraje pero también bastante interés y emoción, quise indagar más y aprender de qué se trataba, porque un profesor de antropología juraba que la cultura chicana (y también la cultura mexicana) está tejida tanto del europeo como lo indígena y quería afirmar eso para mí mismo” explica el autor.


Así, conforme Bowles aprendía más de estas culturas, crecía su amor hacia ellas y ya como profesor deseaba compartir este interés con sus alumnos. Al notar la escasez de fuentes en inglés, el autor decidió hacerse cargo del asunto. Al principio, Bowles pensó en crear una antología recopilatoria de estos relatos “pero después pensando en que realmente hay una carencia de epopeya mexicana pensé que habría que entretejer estos cuentos y crear una narrativa una historia mitológica México desde la creación hasta la conquista”.


No obstante, lograr recopilar todas estas historias fue un arduo trabajo de años, ya que gran parte de la cultura de los pueblos originarios se perdió con la conquista. Así, la investigación no sólo requirió contantes viajes a México y la búsqueda de fuentes escritas; también internarse a regiones donde las historias todavía se transmiten de forma oral y ganarse la confianza de los nativos para poder grabar sus historias. Bowles confiesa “fue una labor muy bonita pero a la vez muy complicada y costosa; pero era importante no solo por los lectores a los que quería llegar, sino para mí mismo, para ampliar mi conocimiento y sentí que había construido un vehículo a través de estas historias tan valiosas”.


El siguiente desafío fue seleccionar las historias que formarían parte de esta epopeya, pues el escritor afirma que el material que consiguió podía llenar hasta cinco volúmenes. Por ello, las siete secciones que conforman esta historia están unidas por un vínculo temático “me llamó mucho la atención que en Mesoamérica en lugar de la lucha entre el bien y el mal más bien había una búsqueda de equilibrio del caos y el orden”. El autor añade “el hecho de que los dioses han intentado cinco veces crear al mundo y a los seres humanos también era parte de esa lucha para encontrar el equilibrio, me gusta eso de los dioses mesoamericanos: no son perfectos, cometen errores, aprenden de ellos y van tratando de mejorar”.

Bowles comenta que tiene un especial interés por los mitos que involucran mujeres “una de las cosas que vi es que a pesar de que obviamente estos mitos se han ido borrando, pero sobre todos las voces de mujeres”.

Por ejemplo, menciona la historia de Eréndira “es una princesa purépecha qué a los 17 años, cuando ya el Imperio purépecha se había rendido y los españoles tomaban el control, ella se rehúso a dejarse conquistar y fue la primera persona indígena en montar a caballo”. La labor de Bowles se ha vuelto popular entre las escuelas desde secundarias a universidades, así como los chicanos que buscan reconocer su identidad a través de sus raíces indígenas.