• DroideTV

Bendecidos con una maldición: la producción de "La Cumbre Escarlata"



Siguiendo el éxito de varias exitosas películas habladas en inglés y llenas de acción, incluyendo Hellboy (2004), Hellboy II: The Golden Army (2008) y Pacific Rim (2013), el maestro del terror del Toro trae a la pantalla un oscuro e imaginativo romance gótico con La Cumbre Escarlata. El realizador explica la premisa de su más reciente trabajo en seis simples palabras: “Los humanos son el verdadero horror”.

Más parecida a la escalofriante película del escritor/director, The Devil’s Backbone (2001), una historia de amor de época velada por el horror, y a la obra maestra hablada en español tres veces ganadora del Oscar®, Pan’s Labyrinth (2006), su nueva película explora el obsesivo tema de que el amor es en realidad una dulce trampa. Mientras que los eventos de su más reciente producción podrían ser cuestionados por el público como el producto de la fantasía ilimitada de una joven, La Cumbre Escarlata juega con nuestra percepción de lo que es verdad y lo que es ficción. Como Edith es una escritora en ciernes con una vívida imaginación, ¿podrían los aterradores eventos ser producto de su mente?

La Cumbre Escarlata está en sintonía con las exploraciones de las aclamadas producciones de del Toro habladas en español, mismas que le valieron al realizador mexicano el reconocimiento internacional. Al respecto, el productor Callum Greene—quien se asoció con del Toro en Pacific Rim—acertadamente se refiere a su nuevo trabajo como la “primera película latina hablada en inglés” de del Toro.

Del Toro reflexiona acerca de las influencias de este proyecto: “La Cumbre Escarlata es una historia de fantasmas equivalente a Pan’s Labyrinth. Tiene la combinación de varios géneros; de hecho haciendo una mezcla entre una historia tradicional de fantasmas y la clase y la belleza de un clásico”.

Mientras escribían su guión, del Toro y su compañero guionista Matthew Robbins se inspiraron en novelas como “Wuthering Heights” de Jane Austen, “Great Expectations” de Charles Dickens, “Rebecca” de Daphne du Maurier y “Dragonwyck” de Anya Seton, todas con un común denominador: ocultan horror en lo profundo. Del Toro reflexiona: “En un romance gótico tienes una gran historia de amor, elementos sobrenaturales, escenas escalofriantes… todas esas cosas combinadas crean una bella y visualmente hermosa película”.


Para del Toro, el material de exploración de este género puede tener fantasmas, castillos en ruinas y “puede tener toda la parafernalia de una película de horror” pero intrinsecamente escondida está la clásica historia de amor en la cual “un personaje virginal que está descubriendo un secreto, un tesoro, un oscuro pasado… emerge y se transforma”. A pesar del oscuro giro que toma la historia de amor, el incipiente romance entre Thomas y Edith tiene una calidad lírica. Aún así, si el amor toma la forma de la locura, todos los jugadores clave en su historia caen víctimas de la misma.

La Cumbre Escarlata es, de acuerdo con del Toro, “el más oscuro cuento de hadas”, y la receta clásica incluye a un personaje en su viaje hacia la madurez. “Puedes encontrarlo en ‘Alicia en el país de las maravillas’ o en ‘La reina de nieve’, en trabajos de Oscar Wilde o Hans Christian Andersen”, él comenta. La historia incluye un encuentro con la independencia; el rito del paso del tiempo que lleva al personaje en un “viaje a través de la oscuridad… en un espacio geográfico, atravesando los océanos, hacia el inframundo”.

Una de las novelas góticas favoritas de del Toro es la poco conocida—“Uncle Silas,” del autor del siglo XIX, Joseph Sheridan Le Fanu, que engloba toda la maldad, horror y emoción del género. “Esta película está extremadamente cercana a ‘Uncle Silas’ en mi corazón”, él declara.


En consonancia con la personalización de su cuento, del Toro llenó su historia con muchos de los elementos que lo identifican. Algunos, tales como polillas y mariposas, fueron inspirados por las fascinaciones de su niñez, y ella vienen a representar a Lucille y a Edith. Otros se han convertido en elementos básicos de su narrativa: la noción de la elección, la naturaleza del amor, juguetes mecánicos hechos con engranajes y mecanismos de cuerda, la cercanía de la protagonista con su padre, y la guarida tipo caverna subterránea que es usada para esconder profundos secretos o emociones. Lo que atrae a del Toro del terror en su trabajo es “usar fantasmas para eliminar los antídotos humanos, para iluminar la historia de una forma humana”. El tomó el clásico romántico gótico y le infundió su imaginativo acercamiento al construir una mansión embrujada que se convirtió en la argamasa del misterio. Aquí, el miedo vive dentro de las paredes.


Esta mezcla de terror psicológico y físico resultaba altamente atractiva para Legendary, con la cual del Toro había tenido una acercamiento desde los primeros planes para hacer Pacific Rim. El estudio sentía que su más reciente trabajo encajaba con su misión de crear universos creíbles y míticos. Thomas Tull y Jon Jashni de Legendary se unirían a del Toro y Greene para producir La Cumbre Escarlata. Para el director general de Legendary, Tull, la oportunidad de trabajar nuevamente con del Toro era algo que esperaba con fervor. Él comenta: “Sin importar el género, Guillermo aporta un nivel de inteligencia y sofisticación a cada una de sus películas. Cuando él nos describió lo que esperaba lograr con La Cumbre Escarlata, pudimos visualizar perfectamente el viaje al que nos estaba llevando. Dicho esto, el resultado de esa visión sobrepasó por mucho nuestros sueños más salvajes”.

Jashni desde hace tiempo se ha sentido conmovido por la forma en que del Toro es capaz de comunicarse con el público de todo el mundo a través de sus temas. “Ya sea a partir de la creación de un clásico hablado en español como Pan’s Labyrinth o, hablándole al público chino a través de Pacific Rim, Guillermo entiende el lenguaje del cine,” comenta. “Los asistentes al cine sienten la pasión que él siente por sus personajes e historias, y responden a su trabajo desde un nivel profundamente personal”.

Para la productora ejecutiva Jillian Share, fue la yuxtaposición de la historia de fines de la era victoriana con los albores de un nuevo siglo lo que ofreció las posibilidades narrativas. “Guillermo ubica estos eventos en locaciones de época exquisitas, mientras que simultáneamente explora un tema muy contemporáneo acerca de las mujeres tratando de encontrar su lugar y su voz en este mundo”, ella comenta. “Y aunque sus motivaciones son bastante diferentes, Lucille es tan brillante y determinada como Edith; ambas son obstinadas y piensan más allá de su época”.

#lacumbreescarlata #notasdeproduccion #guillermodeltoro #pelicula

© 2023 by The Artifact. Proudly created with Wix.com

  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Instagram B&W