• DroideTV

Review: The Revenant, El Renacido



Aunque la premisa no es original, la ejecución visual es interesante, la actuación de DiCaprio es notable. si bien es perceptible la ayuda que tuvo de las condiciones naturales para lograrlo.

1820. En las profundidades de la América salvaje, el trampero Hugh Glass participa junto a su hijo mestizo Hawk, en una expedición que recolecta pieles. Glass resulta gravemente herido por el ataque de un oso y es abandonado a su suerte por un traicionero miembro de su equipo, John Fitzgerald. Con la fuerza de voluntad como su única arma, Glass deberá enfrentarse a un territorio hostil, a un invierno brutal y a la guerra constante entre las tribus de Nativos Americanos, en una búsqueda heroica e implacable para conseguir vengarse.

Aunque Iñarritu dice que nunca hará cintas de superheroes esta parece serla, el personaje principal resulta casi indestructible en condiciones a las que cualquiera hubiera perecido. Instalando las situaciones en la atmosfera realista que nos presenta la historia, resulta un contraste que podría incomodar a más de alguno.

En la filmografía de Iñarritu destaca una trabajo en fotografía y tomas poco ortodoxo, incluso complicado para estomagos sensibles. En esta ocasión se aparta de ello y se agradece, con tomas a detalle, paisajes, le da su momento a cada situación visual, aunque esto juegue un poco con el ritmo de la trama. Otro de sus sellos es la violencia, muchas veces sin justificación, en este caso la naturaleza responde, pero en algunas escenas simplemente existe por existir, eso se mantiene intacto en este producto, también un elemento no celebrado por muchos.

Los personajes estás medianamente construidos, el esfuerzo fisico de DiCaprio, que mucho se debe a las condiciones en que fue filmado, dandole oportunidades para destacar, es notable por el compromiso y no tanto por el talento, que ha demostrado tiene en otras ocasiones. Tom Hardy y Will Poulter se roban muchas de las escenas por contar con mejores personajes que les permiten dimensionar en sus actuaciones, vemos su crecimiento y cambios en pantalla, más allá de lo físico, y eso transmite más. Incluso algunos de los personajes nativos americanos se vuelven más entrañables con solo unos minutos en escena. La relación padre de hijo entre Glass y Hawk se nota forzada, casi como un compromiso y por ello resulta complicado empatizar con el vengador con la muerte de su primogenito como excusa.

La crudeza es palpable, nadie está a salvo en la carnicería que entre seres humanos, los animales o la propia naturaleza tienen uno contra otro. Los logros tecnicos y visuales terminan por robarse el show. Los efectos especiales en la pelea del oso son buenos, otro detalle tecnico que enriquece a la cinta, a la par de los escenarios en locación y el trabajo en diseño de vestuario y ambientación, con la paleta de colores controlada que potencia cada escena.

Un filme que aprovecha las bondades de la naturaleza en el lente, y es la naturaleza el principal protagonista, opacando personajes y situaciones, recomendable.

Por Luis

Calificación: 85 puntos.


© 2023 by The Artifact. Proudly created with Wix.com

  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Instagram B&W