• DroideTV

Conoce sobre la filmación de "Leyenda: la profesión de la violencia" con Tom Hardy



ENCONTRANDO A LOS KRAY

LEYENDA: LA PROFESIÓN DE LA VIOLENCIA cuenta con un elenco excepcional, con David Thewlis, Christopher Eccleston, Sam Spruell, Taron Egerton, Tara Fitzgerald y Colin Morgan, además de la actriz australiana Emily Browning en el rol de Frances. “Ella era Frances”, dice Helgeland sobre su audición. “Trabajó tan duro en sus líneas y en su acento, como también en su escencia”.

Pero Helgeland sabía que el film le pertenecería al actor que interpretara a Ronnie y a Reggie. Si encontraba al hombre indicado, quería que un mismo actor personificara a ambos, siguiendo los pasos de Jeremy Irons en el film Gemelos, de David Cronenberg. “No quería que mi selección estuviera limitada a hombres que se parezcan entre sí”, dice. “Pensaba que un sólo actor podría, potencialmente, realmente encarnar ese vínculo entre los hermanos. Era una lista muy corta”.

En esa lista había un solo nombre: Tom Hardy.


“Él interpretó a Reggie como una estrella de cine, una especie de Steve McQueen chapado a la antigua”, explica Bevan. “Ronnie es un gran personaje; era el que estaba medicado y no era tan estable mentalmente. Y él encontró estilos y personalidades muy definidas para cada uno de ellos”.

Con un presupuesto y un calendario ajustados, concentrando más de 100 locaciones en Londres (prácticamente no se usaron decorados en la película) en sólo 50 días de rodaje, el escenario ideal de Helgeland –permitirle a Hardy rodar la mitad de la película como un gemelo y luego volviendo a filmar como el otro hermano– era imposible. En cambio, en los 35 días de rodaje en los que Hardy tuvo que interpreter a ambos gemelos, generalmente comenzaba el día como el hermano que tuviera más tiempo en pantalla en la escena. A menudo, éste resultaba ser Reggie, el gemelo que Helgeland ve como el protagonista del film. Luego, una vez filmadas sus escenas, Hardy desparecía en el cuarto de vestuario y maquillaje, y reaparecía caracterizado como Ron para filmar el resto de la secuencia.

Para facilitarlo, se usaron varias técnicas. “La forma en que se filma a los gemelos no ha cambiado demasiado desde que lo hizo Hayley Mills”, bromea Helgeland, haciendo referencia a la película infantil Juego de Gemelas. Las pantallas divididas son moneda corriente. Ocasionalmente, se usaron cámaras con control de movimiento digital. Hardy generalmente grababa las líneas de un hermano, que luego se le reproducían a través de un auricular cuando interpretaba al otro hermano en cámara durante las grabaciones de la tarde. En algunas excepcionales ocasiones se usaron también técnicas de reemplazo facial con el doble de Hardy, Jacob Tomuri, imitando lo mejor posible el lenguaje corporal del personaje. Este método entró en juego durante la escena más sensacional del film, la pelea entre los hermanos en su casino, Esmeralda’s Barn. “A veces usamos el clásico ‘bloqueo’”, revela Helgeland. Para la secuencia en la que Ron y Reggie se enfrentan a los matones de Richardson, Helgeland ubicó a los hermanos lo más lejos posible el uno del otro, para poder cortar de un Hardy al otro Hardy durante la escena de combate. “Lo más complicado fue el diálogo”, explica el director. “Descubrimos que cuanto más se superponían las líneas de ambos hermanos, más verosímil resultaba la conversación, en lugar del ping-pong de una línea de Reggie, una línea de Ron, una línea de Reggie, que lo hace ver más falso. Y Tom puede superponerse a sí mismo de manera brillante”.

Helgeland trabajó en conjunto con su equipo y con Tom para crear la apariencia y la estética de Reggie y Ronnie y su mundo.


La diseñadora de vestuario Caroline Harris fue esencial al momento de crear el tono visual de LEYENDA: LA PROFESIÓN DE LA VIOLENCIA. Comenzó con la investigación fotográfica de los Kray y del mundo que los rodeaba en los años sesenta. Este mundo era más clásico que moderno, y ese clasicismo formó la base para los personajes que lo habitaban. Reg y Ronnie esperaban que los miembros de The Firm fueran a trabajar en traje, vestidos de punta en blanco. También pretendían que su vida noctura fuera muy glamorosa, por eso todos se ponían sus mejores galas para salir. En cuanto a los Kray, “Ron Kray una vez le llevó a su sastre una foto de Al Capone en un traje de doble solapa, por lo que tenía sentido ir con ese estilo para Ron,” dice Harris, quien, en contraste, eligió para Reggie el corte italiano que él prefería, según se ve en muchas de las fotos de Reg de esa época. Era un estilo elegante y poderoso, y lo usaban muchas estrellas de cine de la época, incluyendo a Jean-Paul Belmondo. Esto resultó en dos siluetas completamente diferentes, que ayudaron a diferenciar a los hermanos de una manera simple, dejando a Tom la libertad de experimentar con sus muy impresionantes transformaciones físicas para cada personaje.

El diseñador de producción Tom Conroy supervisó más de 100 sets y locaciones, un número que, según él, representa la efervescencia de los gemelos. “Un fascinante dato real”, dice Conroy, “fue que los hermanos terminaron viviendo en dos modernos apartamentos, uno arriba del otro, en el barrio de Cedra Court, al noroeste de Londres. Construimos los sets; el departamento de Reggie y Frances lo hicimos más moderno, más tranquilo… el de Ronnie, en cambio, era más oscuro, denso, mucho cromo, espadas rituales y cámaras escondidas – con éstas chantajeaba a los politicos y funcionarios que participaban de sus orgías”. Conroy también se inspiró en un icónico retrato de David Bailey para la estética de la película. El empapelado en las paredes del apartamento de Ronnie, en el film, es una réplica exacta del fondo que se ve en la famosa fotografía de Reggie y Ronnie sosteniendo a dos de las serpientes mascota de Ron, tomada por Bailey.


La maquilladora Christine Blundell también estuvo involucrada en el desarrollo de la estética de los Kray, especialmente de Ronnie. Reggie es básicamente Hardy en modo ídolo adolescente, pero la apariencia del oscuro Ronnie y su cara redondeada eran una creación más compleja. “Probamos varios estilos”, explica Blundell, “pero no teníamos tiempo para hacer prótesis completas. Tuvimos que hacer casi todo internamente”. También intentó mover la línea del cabello de Hardy, usar una peluca para el personaje de Ronnie y empolvar su cara para hacerla ver más redonda. Finalmente, un técnico dental tomó un molde de la boca de Hardy y le hizo una placa que, al usarla, le modificaba la apariencia de la quijada, “haciéndola ver más cuadrada y prominente. Le cambiamos los dientes de arriba y le ensanchamos la nariz. También utilizamos mucho sombreado, cambiando las formas de su cara. Pero en cuanto se pone la peluca de Ron, se transforma en Ron”.

El resto, sin embargo, es todo Hardy, incluyendo la oscura y escalofriante mirada de Ron. “Eso fue sólo Tom, prendiendo y apagando el interruptor en su cabeza,” dice Helgeland, que se mostró asombrado con la facilidad con que la estrella se las arregló para alternar entre los dos Kray, y divertido con la manera en que las personalidades de ambos hermanos brillaron a través de Hardy cuando estaba en personaje. “Ron era mucho más fácil de dirigir que Reggie,” se ríe. “Cuando Ron entraba en el set, venía y me abrazaba, y me preguntaba, en su voz de Ron, qué íbamos a hacer y dónde iba a estar la cámara; yo le contaba lo que íbamos a hacer, y él no tenía más preguntas. Cuando aparecía Reggie, era prudente y callado, y había que explicarle paso a paso toda la escena. ¡No creo que Tom fuera consciente de ello!”

#laleyenda #laprofesiondelaviolencia #tomhardy #pelicula #legend

© 2023 by The Artifact. Proudly created with Wix.com

  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Instagram B&W