• DroideTV

Review: "T2 Trainspotting: la vida en el abismo"



Un viaje nostálgico que sabe explotar los mejor de cada personaje y entregar lo que los fanáticos esperan, aunque no es tan fresca y agresiva como la original, es una evolución interesante.

Han pasado 20 años desde que Mark Renton abandonara Escocia, y la heroína. Ahora, Renton vuelve a su Edimburgo natal con el objetivo de rehacer su vida y reencontrarse con sus amigos de toda la vida: David "Spud" Murphy, y Simon "Sick Boy" Williamson; al mismo tiempo que Francis "Franco" Begbie sale de la prisión con sed de venganza

Quizá no se convierta en otro clásico, pero sabe lo que la gente quiere y lo entrega sin problema. Una curiosa critica que parece morderse a sí misma en algunos momentos. Durante gran parte de la trama, existen pequeños flashbacks con recuerdos que cobran vida con fragmentos de escenas de la cinta anterior, lo cual es celebrado por los más fieles seguidores, y juega un poco con ese aspecto de los personajes a no crecer, no madurar, aunque muchos de esos momentos llegan a ser demasiado redundantes.

Pero el filme es sumamente divertido, eso no hay que negarlo, se nota la familiaridad y química intacta en el elenco y el director, por lo que hay momentos para reír casi a carcajadas por las ocurrencias, sin dejar a un lado su tono ácido.

Begbie es quien tiene más dificultad en dejar el pasado, y quizá el personaje que de sorpresa se convierte en el que mayor crecimiento interno tiene en esta entrega, sin traicionar nunca su personalidad. Renton y Sick Boy de alguna manera regresan a esa dinámica de mejores amigos, con el resentimiento de los años anteriores como uno de los pocos puntos de presión en la trama, porque en ocasiones no sabemos si explotarán finalmente o solo es parte de su curiosa interaccion.

Spud termina por robando cámara también, sus escenas resultan divertidas como ingeniosas, su dialogo y su crecimiento es otro de los puntos positivos. Entre todos es por quien aplaudes, a quien esperas su vida cambie para bien.

Otro aspecto que permanece intacto es la firma de Boyle, el juego de efectos visuales, las tomas, los aspectos conceptuales, los momentos surrealistas, que hicieron de la anterior un gozo visual.

Su existencia parece inclinarse a la nostalgia más que a otra cosa, su fortaleza está en la evolución de los personajes, quizá su fuerza disminuye, pero la visita se recibe a brazos abiertos.

Calificación: 85 puntos

Por Luis

#review #trainspotting #t2 #trainspotting2