• DroideTV

Review: "Las Horas Más Oscuras"



Gary Oldman ofrece una gran actuación que dimensiona al personaje y lo vuelve aún más cercano, además de ser el elemento que une sin problema el filme nublando algunas de sus fallas.

Drama ambientado en 1940, cuando Winston Churchill se convierte en primer ministro británico en un momento realmente crucial de la Segunda Guerra Mundial, pues los nazis avanzan imparables conquistando prácticamente la totalidad del continente europeo y amenzando con una invasión a Inglaterra. Churchill deberá entonces explorar la posibilidad de un tratado de paz con Alemania, o ser fiel a sus ideales y luchar por la liberación de Europa.

El ensamble de actores es una de las virtudes del filme que toma en sus manos uno de los momentos cruciales en la vida de Churchill y en una de las etapas de su vida más estremecedoras. En realidad como suele suceder en muchos filmes similares, el drama personal supera el detalle de los elementos historicos, se mantiene en la superficie pero con la suficiente información para mantenernos atentos y refrescarnos un poco las clases de historia.

Las actuaciones son un deleite y la interacción entre ellos es uno de los factores importantes. Kristin Scott Thomas como Clementine vuelve más cercano a su esposo ante los ojos de los espectadores, lo baja de un pedestal y ofrece momentos emotivos e incluso graciosos. La quimica entre ambos es excelente y basta solo unos minutos, porque en realidad solo interactuan por poco tiempo y pocas escenas, para lograr su cometido.

Lily James como Elizabeth se convierte de alguna manera en una vista de la relación de Churchill con el pueblo y evidencia las cuestionantes y la incertidumbre que hizo eco, a la vez que la sensación de bienestar y un futuro prometedor que incendió su gran discurso.

Gary Oldman se enfunda en un trabajo excelente de maquillaje que impulsa su actuación, haciendo a este personaje histórico entrañable gracias a los detalles que imprime. Desde la voz hasta los movimientos la transformación es orgánica a la vista, y muestra los tonos grises de su personalidad, logrando en el espectador cuestionar las acciones ante la adversidad mientras estamos inmersos en sus palabras.

El trabajo de cinematografia de Bruno Delbonnel, constante colaborador de Burton es otro acierto, otorgando elegancia al filme, enmarcando con tomas y con una paleta de colores precisa cada escena. Incluso con propuestas visuales interesantes que apoyan el drama y potencian su impacto emocional

Calificación: 90 puntos

Por Luis

#review #moviereview #garyoldman