• DroideTV

Descifrando "La Buena Esposa": Björn Runge, Glenn Close y Jonathan Pryce platican sobre el



Largamente aclamado como "director de actores", la habilidad innata de Björn Runge para permitir que una historia respire y sacar lo mejor de su elenco, junto con el guion, fue lo que atrajo a muchos de los actores más aclamados del cine al proyecto. Su muy admirado trabajo en el teatro demostró también ser un beneficio en este sentido.

Para Runge, uno de los grandes atractivos de la historia fue la intensa relación entre los diversos personajes de la película.

"Había un juego entre una madre y un padre y un hijo. Era algo con lo que estaba familiarizado en mi trabajo anterior en teatro y en rodajes en Suecia. Pero lo que realmente me atrajo fue que el escenario trataba de un ganador del Premio Nobel. Era una pequeña historia dentro de una historia más grande. "Creo que la mayor diferencia entre la novela y el guion es que Jane le ha dado al hijo, David, una posición más importante en el guion". Cuando se trata de armar su elenco, el director bromea: "Glenn Close me eligió, de hecho, y luego yo elegí al resto".

De hecho, la actriz nominada en seis ocasiones al Premio de la Academia, que ha tenido una carrera estelar que abarca cuatro décadas, era fanática tanto del director como de la escritora. "He sido una admiradora de la escritura de Jane Anderson durante muchos años. Cuando escuché que era Jane y luego leí la novela, pensé que era una premisa realmente intrigante", dijo.

De Runge, agregó: "Me encanta cómo trabaja. Creo que es una especie de fusión perfecta de su teatro y su conocimiento cinematográfico. Él tiene una comprensión maravillosa del proceso de actuación y le da tiempo, especialmente si se trata de una escena difícil. La forma en que ordena las tomas y la filmación hace que te rinda el tiempo y la maravillosa manera en que cubre las cosas. Siento que casi hemos sido una pequeña compañía de teatro en esta película".

Para el director, la habilidad de su protagonista de trabajar instintivamente mejoró enormemente la experiencia de trabajar con ella. "Tiene un sentido extremadamente bueno para actuar frente a la cámara, pero también tiene un muy buen sentido de dónde está el personaje en el guion", dijo. "Ella está en el personaje de una manera que nunca he experimentado. Ella sabe lo que el personaje debe dar a la audiencia, qué tipo de emociones”.

Al encontrar un protagonista masculino para la película, la producción necesitaba un actor que aportara credibilidad y ligereza al papel de Joe Castleman, y trabajara con Close para desenmarañar este matrimonio en todas sus complejidades. El renombrado actor británico Jonathan Pryce demostró ser una elección inspirada.

"Parte de mi atracción por el guion era saber que Björn iba a dirigirlo", dice Pryce sobre la película. "Me gustó su trabajo y me gustó el hecho de que era una película sobre relaciones. Tenía ganas de hacerlo por el hecho de que tiene un enfoque sueco o nórdico".

Por su parte, el actor trajo un enfoque naturalista que impresionó al director. "En una escena, cuando se despierta puedes ver en sus ojos que ha tenido un sueño extraño. No pedí eso, pero él nos lo ha dado. Fue fantástico trabajar con Glenn y Jonathan. Ellos son una pareja perfecta. De alguna manera están hechos como actores para trabajar juntos. "Los pequeños detalles lógicos son un punto de partida para su actuación, y luego, tan pronto como saben exactamente cómo se ven los detalles en la habitación, pueden adentrarse en las emociones profundas de la escena. Ir a una reunión como dos almas que están luchando con su destino. Y de eso se trata esta película”.


Pryce está de acuerdo en que él y Close desarrollaron una fuerte relación de trabajo durante la filmación, y los resultados son evidentes en la pantalla. "Siempre me ha gustado Close como actriz. Ambos tenemos la misma edad, y ambos podemos recurrir a experiencias de vida muy similares. No hay mucho que decir entre nosotros, que nuevamente me gusta mucho. Ambos comprendemos las necesidades de los personajes y la película. Es realmente bueno trabajar con alguien tan dedicado a su trabajo y tan intenso con su trabajo”.

"Ha sido maravilloso trabajar con Jonathan", agrega Close. "Lo recuerdo en Brasil, hace tantos años, y nunca lo he olvidado en esa actuación. Es simplemente uno de los grandes de su generación, por lo que es una gran emoción y un honor trabajar con él". Si bien las interacciones entre Joan y Joe están en el corazón y en el núcleo de la película, fue vital para la producción contar con personajes clave para completar la historia. "Cuando estaba buscando actores para interpretar al personaje de David, su hijo, realmente estaba buscando a alguien que fuera frágil y vulnerable, pero que también pudiera tener una especie de lado duro", explicó Runge. "Joe tiene un poco de miedo por su hijo, David, y para mí era importante encontrar a alguien, un actor, con esa combinación de emociones diferentes. El lado poético y el lado brutal. Y para mí, Max Irons proyecta exactamente eso". Irons, por su parte, disfrutó de una fuerte relación de colaboración con el director. "Es tan preciso. Él está muy relajado. Él habla en un lenguaje que todos entendemos. Terminamos temprano todos los días, ¡lo cual es inaudito! Es económico con la forma en que filma y la forma en que dirige, y tiene mucho corazón. Una inteligencia emocional tan buena, que es precisamente lo que necesitas para una película como esta”. El principal actor estadounidense Christian Slater interpreta al obstinado reportero Nathaniel Bone, quien siente que todo no es lo que parece en la exitosa narrativa del matrimonio de Castleman, y se pone a investigar la historia real. Esto lleva a algunas de las escenas más divertidas de la película. "He estado en este negocio hace 40 años, créalo o no", dijo Close. "Y cuanto más continúo haciéndolo, más me doy cuenta de que se trata de la capacidad de un actor para jugar, y moverse dentro de una escena, especialmente en el cine. De poder probar todo tipo de cosas diferentes, y darle al editor tanto material como sea posible para la sala de edición. Christian y yo tuvimos estas tres escenas, donde básicamente me está entrevistando en un pub. Y nos divertimos mucho. Nunca lo había conocido antes, y fue genial- pudimos probar muchas cosas diferentes". "Jugamos un tipo de juego de ajedrez interesante, metafóricamente, y es un tipo de situación de gato y ratón entre nosotros dos", agregó Slater. "Intento que ella me diga la verdad y ella me mantiene a raya. Definitivamente es una buena relación de estira y afloja”.

Debido a que la película está ambientada en dos períodos de tiempo diferentes, la producción necesitaba dos actores fuertes para proyectar con éxito las esperanzas, ambiciones y dinámicas del matrimonio de los Castlemans más jóvenes, ayudando al público a conocerlos y su historia y sentando las bases para las revelaciones que vienen después. Sus primeros días de matrimonio surgen intrigantemente a través de las actuaciones de Annie Starke y Harry Lloyd.

"Me sumé al proyecto de La Buena Esposa por varias razones. Soy una gran admiradora de Jane Anderson, lo he sido por bastante tiempo, y realmente también amo a Björn y su trabajo", dijo Starke. "Fue un guion maravillosamente escrito sobre el matrimonio y una relación realmente interesante entre dos personas".

Harry Lloyd abrazó la oportunidad de interpretar a un Joe más joven con todos sus matices. "Hubo muchas similitudes, pero hablamos mucho sobre las diferencias también, y Björn dijo algo al principio que fue muy interesante, que fue: 'En cierto modo, el viejo Joe es más un bebé que el joven Joe'." "Creo que es una perspectiva muy interesante sobre una relación entre dos personas que son muy complicadas y complejas", agrega Starke. "Pero su poderoso amor mutuo no solo crea bellas historias, sino que, creo, realmente afecta sus vidas de formas que ni siquiera puedes imaginar. Es solo una perspectiva muy interesante sobre las relaciones entre dos personas”.

#labuenaesposa #corazonfilms