• DroideTV

Lady Gaga y Bradley Cooper platican sobre su trabajo en "Nace una estrella"



Jackson Maine es una estrella de la música que se enamora de Ally, una artista que lucha por salir adelante. Justo cuando Ally está a punto de abandonar su sueño de convertirse en cantante, Jack decide ayudarla en su carrera hacia la fama. El camino será más duro de lo que imaginan.

Al iniciar la película, vemos a Jackson Maine a punto de entrar al escenario... no sin antes tomar unas pastillas con un trago de alcohol. Pareciera ser que éste se ha convertido en un viejo ritual, pero su conexión con la multitud y su desempeño son innegablemente actuales. Es una estrella.

La primera vez que Jack ve a Ally, ella interpreta “La vie en rose” en un bar al que él se mete en busca de un trago y en donde algunos de los artistas son travestis. Incluso Ally ha alterado su apariencia para encajar lo más posible. Pero es su voz la que destaca; no hace playback de las grandes estrellas pues ella es una. Jack la mira absorto, atrapado de inmediato por el poder y la pureza de su voz.

“Cuando Jack va detrás del escenario luego de ver a Ally cantar, ella se confunde un poco. No entiende lo que pasa o por qué este famoso músico quiere tomarse una copa con ella”, Dice Gaga. “Está abrumada”.

Esa noche, las circunstancias los llevan a conocerse mejor en un bar para policías y en el estacionamiento de un supermercado. A pesar de lo poco romántico de estos lugares, Ally no tarda mucho en medir el valor del hombre que tiene al lado.

“Ella se empieza a abrir de verdad con él y él le dice lo hermosa que es y ella sigue sin creerle del todo, pero lo intenta”, dice Gaga.

Ally no es la única en abrirse. Bradley Cooper, actor y director del filme añade: “Eso es lo que siempre me ha encantado de la primera noche entre ellos. Él le cuenta a ella cosas que no creo que le haya contado antes a alguien más. No es de los que habla de esas cosas, y de pronto se las está contando a ella. Se acaban de conocer pero hay química entre ellos, una especie de sincronía, y simplemente ceden y bajan la guardia. Conforme pasa el tiempo, la suben de nuevo y luego la bajan y luego la suben otra vez. Es un gigantesco tsunami de emociones lo que transmiten y ese será su constante aprieto a lo largo de la historia”.

Gaga opina: “Ella está flechada, pero rápidamente se da una conexión humana entre ellos y el deslumbramiento comienza a desvanecerse. Ella incluso se atreve a tocarle el rostro”.

Para realzar la inmediatez de la conexión entre Jack y Ally, Cooper eligió ciertos momentos que prolongar. Explica: “Está la energía inicial de todo cuando ella voltea hacia él en el bar y lo mira por primera vez. Grabamos esa escena en 48 cuadros, es más la manera en que ella lo mira a él que la forma en que él la está mirando a ella y Jack incluso comenta más adelante el impacto que tuvo. Otra cosa que hicimos fue filmar en primer plano cada momento de la etapa inicial de la relación, de modo que se percibiera tangible: cuando él le toca la nariz, cuando la toma de la mano, cuando ella le toca el oído. Uno siempre recuerda el primer contacto de alguien, ya sea porque te produce un escalofrío por toda la espalda o bien porque es como tocar a un muerto. Pero para ellos son escalofríos, lo cual es bueno”, se ríe

Al igual que los personajes que interpretan, Cooper dice que él y Gaga “confiaron uno en el otro en absolutamente todos los sentidos. Mientras hacíamos un número musical, supe que yo tenía esta fuerza innegable en ella y sabía que no había nadie más que hubiera podido interpretar esa parte. Su talento, su ética de trabajo se perfeccionaron gracias a todos los años que ha pasado en el escenario. Como narrador de historias te sientes agradecido de haberle dado el papel a la persona correcta, pero de verdad estábamos juntos en esto y esa es la manera en que abordamos cada escena y cada canción: como pareja”.


Gaga relata: “Lo primero que dijimos fue: ‘Bueno, ahora tú eres un músico y yo una actriz. Estamos haciendo ese intercambio así que mantenme en un lugar puro, cómodo pero vulnerable, en el que yo pueda darte lo que necesitas para el personaje’. Él hizo eso por mí y conforme trabajamos juntos en crear las canciones yo lo vi a él convertirse en un verdadero músico”.

En una de las canciones favoritas de los fans de Jack, el coro dice: “Es difícil cambiar a un hombre y es difícil intentar; quizá es momento de dejar a los viejos hábitos morir”. Para un hombre tan meticulosamente plantado en sus obstinados modos, al parecer Ally es alguien por quien vale la pena intentar. Casi de inmediato, Ally entiende que Jack vive esta vida tan complicada y se vuelve muy protectora con él”, dice Gaga.

La historia nos da un vistazo de lo que a veces le ocurre a aquellos que viven su vida detrás del escenario o más allá de las batas de terciopelo, en un sentido literal y figurado. Jack ha vivido ahí por mucho tiempo y se ha visto afectado por ello: en primer lugar tiene tinnitus, una condición dolorosa que se ha agravado debido a los años de exposición a los amplificadores a toda potencia pulsando en sus oídos en los escenarios de todo el mundo. Y aunque su popularidad no ha declinado y su talento musical parece estar mejor que nunca, su carrera podría estar a punto de unírsele al fondo de una botella, rota, y sin alguien que pueda sacarlos de ahí.

Aunque la travesía completa de Ally y Jack es emocional, en una escena crucial del personaje de Cooper, Gaga fue más allá de lo requerido para apoyar a su co-estrella. “Sabía que era una escena dura y le traje rosas a Bradley, así que vi parte de la escena y luego las dejé donde él pudiera encontrarlas”, dice.

“No sabes, fue increíble”, reconoce Cooper. “Creo que de hecho lamenté su partida y pensé: ‘Vaya, me quedé solo aquí’. Y luego subí al camión, porque Jack sube a su camión, abrí la puerta y vi las rosas. Las había dejado en el asiento del copiloto”.

#naceunaestrella #ladygaga #bradleycooper #warnerbrospictures

© 2023 by The Artifact. Proudly created with Wix.com

  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Instagram B&W