top of page
  • Foto del escritorDroideTV

Bad Boys: Hasta la Muerte, un regreso lleno de risas y adrenalina

En Bad Boys: Hasta la Muerte, Will Smith y Martin Lawrence vuelven a unir fuerzas en una alocada intriga.


Bad Boys Hasta la Muerte

Esta semana llega a las salas de cine Bad Boys: Hasta la Muerte, la cuarta entrega de los policías rebeldes de Miami dirigida por la dupla de Adil El Arbi y Bilall Fallah, dando continuación a Bad Boy para siempre junto al guionista veterano de la franquicia George Gallo, Chris Bremmer (Bad Boys para siempre) y el nuevo integrante, Will Beall (Liga de la Justicia de Zack Snyder).


La cinta nos regresa a la pareja de policías más popular de Miami, Mike Lowrey (Will Smith) y Marcus Burnett (Martin Lawrence) tiempo después de los acontecimientos de la tercera entrega, con Armando (Jacob Scipio) en la cárcel y Judy (Rhea Seehorn) resentida con la perdida de su padre. Las cosas parecen ir bien con Mike sentando cabeza con Rita (Paola Núñez) pero pronto se darán cuenta que hay alguien (Eric Dane) moviéndose entre las sombras, tratando de borrar sus huellas mientras incrimina a una de las personas más queridas por el dúo. Ahora, tendrán que cuidar sus pasos y con ayuda de Kelly (Vanessa Hudgens y Dorn (Alexander Ludwig) descubrir las intenciones oscuras detrás de la incriminación, lo cual podría costarles mucho más que sólo su renombre.


Uno de los puntos fuertes de la cinta es la acción, en esta entrega decidieron tomar todos los riesgos y a modo de la franquicia de Rápido y Furioso nuestros policías se encontrarán en múltiples situaciones complicadas llenas de peleas, disparos e incluso drones. Si bien algunas veces estira de más la verosimilitud, en general son momentos con los que te quedas enganchado y quieres ver cómo saldrán de eso.


La comedia en momentos puede llegar a ser excesiva, con chascarrillos un poco forzados o puestos en un punto donde se sienten más bien incómodos. Me parece que los mejores añadidos son más bien la comedia física, las situaciones inesperadas y otros pequeños chispazos que hacen que esta división salga bien parada pese a todo.


Bad Boys Hasta la Muerte

Las actuaciones en general son entretenidas, se nota la química entre Smith y Lawrence, sin mencionar que Dane es un formidable villano, aunque su trasfondo sea poco tratado e incluso un poco confuso, si bien la participación de otros actores es menor, algunos realmente relucen o tienen momentos que le dan el peso dramático a la historia.


Vale mencionar que esta cinta se relaciona con las anteriores entregas, en particular con la tercera, si bien el mismo guión da algo de contexto para poder entender los principales conflictos, es cierto que se disfruta mejor cuando se han visto los otros filmes o cuando menos se tienen en mente los hechos de la tercera, ya que será el punto de desarrollo para esta historia en donde se exploran las consecuencias de los mismos y se muestran algunas revelaciones que serán importantes en el desarrollo de algunos personajes.


Así pues, si bien la acción es el principal atractivo de esta entrega (definitivamente este equipo sabe lo que hace) han logrado dar con una historia entretenida, con cierta intriga, misterio, incluso drama y risas. Está bien equilibrada para el género al que pertenece, por lo que funciona como una película para entretenerse y pasar un buen rato.


Andrea Rodriguez

Comments


bottom of page