• DroideTV

Bestia: Idris Elba regresa con un thriller de supervivencia

El filme tiene un ritmo ágil con un suspenso que no te suelta hasta el final

Esta semana se estrena Bestia, un filme de Baltasar Kormákur donde Idris Elba interpreta a Nate, un padre de familia que lleva a sus hijas Meredith (Ilyana Halley) y Norah (Leah Jeffries) de viaje a la tierra natal de su madre, quien falleció luchando contra el cáncer. Así, lo que en principio sería un viaje para reunir a la familia se convierte en una angustiante lucha por sobrevivir cuando se cruzan con un león que perdió a su manada debido a los cazadores y ahora se enfrenta a su mayor amenaza: los seres humanos.


Las historias del hombre contra la naturaleza son tan antiguas como la lucha del hombre por sobrevivir a las adversidades, desde la literatura clásica hasta películas memorables como Tiburón, Anaconda y Parque Jurásico han dejado su huella a la vez que cimentaron ciertas bases de lo que se espera ver en este tipo de películas.


La idea detrás de Bestia en palabras del productor ejecutivo Jaime Primak Sullivan cuando conversó con el productor Will Parker fueron “Cujo, pero ahora con un león” y ciertamente este es un león inusual se acerca a una criatura fantástica, incluso la película hace cierto énfasis en ello, pero logra articularlo de tal manera que este no es un animal feroz sólo porque sí; es a su modo una representación de la naturaleza regresando el golpe al hombre después de sus abusos.


Así pues, el abordaje de esta película resulta refrescante desde varios sentidos. No sólo pone la atención sobre la caza ilegal y se toma el tiempo para mostrar un poco de la vida de los leones en una reserva; además, ninguna de las escenas con estos majestuosos animales se filmó con felinos reales.


Por otra parte, para el director era sumamente importante mostrar a Sudáfrica de la manera más realista posible, no una versión exótica con la visión de Hollywood. Se utilizaron nombres de ciudades y localidades reales, sin mencionar el empeño en los dialectos que se escuchan durante la película y la arquitectura. El resultado es una fotografía extraordinaria con escenas que te permiten sentirte de viaje por un momento y disfrutar de cada detalle.


Dicho lo anterior, el ritmo de la película es sumamente ágil. Una vez que el peligro se hace presente, no hay un solo momento de calma, la edición lo maneja bastante bien para dar un ambiente de tensión donde no sabes en qué momento la bestia se hará presente, sin mencionar otros peligros que se harán presentes y los desafíos que la propia naturaleza le pondrá a esta familia.


Como mencioné antes, hay momentos en los que el león pareciera casi una criatura sobrenatural con cierta malicia humanizada, pero en cierta manera son escenarios en los que uno acepta creer. Idris Elba muestra una actuación compleja donde se acerca más a un padre de familia con una relación fallida que un héroe de acción, lo que hace que se sienta aún más vulnerable y en medio de un peligro letal.


Recién hace unos meses vimos el estreno de Todo en todas partes al mismo tiempo con un elenco principalmente chino. Si bien Bestia va por un camino diferente, me parece que vale la pena señalar lo enriquecedor que resulta apostar a películas con elencos y protagonistas distintos a los que Hollywood nos tiene acostumbrados. Gracias a ello, podemos encontrar otras perspectivas y narrativas con su propio toque.


En términos generales, es una película que tiene una maravillosa mezcla de drama familiar y acción dentro de una ambientación como no habíamos visto en mucho tiempo, de manera que es prácticamente un viaje completo para los sentidos y una apuesta segura si no sabes qué ver en cines.