• DroideTV

Gal Gadot platica sobre su trabajo en "Mujer Maravilla 1984"


Warner Bros. Pictures
Warner Bros. Pictures

Palabras proféticas dichas a una joven Diana por su sabia y cosmopolita madre, Hippolyta, reina de las amazonas, mucho antes de que su princesa pudiera imaginar algo parecido a la humanidad…o el año 1984.


Cuando comienza esta película, todo lo que quiere la preadolescente Diana es probarse ante su madre y su tía, la gran guerrera amazona Antiope, y al resto de Themyscira. Aunque es joven, su ambición es intensa, y se enfrenta (y corre, escala, monta y más) a las mejores en los Juegos Amazónicos, una gran muestra de atletismo como ninguna. Pero a pesar de su intrepidez e increíbles habilidades, tiene mucho que descubrir sobre lo que significa ganar, y tiene mucho que aprender de sus mayores.


En otro mundo y otra vida, una adulta Diana aprenderá cómo luce la verdadera victoria, y que ella es a quien tiene que rendir cuentas.

Washington, DC, 1984: Diana Prince vive discretamente entre mortales y trabaja como antropóloga y arqueóloga, curando artefactos antiguos en el Smithsonian. Ya diestra en el juego de los superhéroes, opera con toda su fuerza, pero manteniendo un perfil bajo.


“Me pareció que hicimos un buen trabajo estableciendo al personaje en la primera película y contando su historia de madurez—cómo Diana se convirtió en Mujer Maravilla—y ahora era tiempo de explorar más al personaje y cómo ha cambiado desde la última vez que la vimos”, dice Gadot.


“Diana ha vivido en este mundo mucho tiempo y ya no es ingenua, pero está sola. Le resulta difícil soltar el pasado; se enfoca en él por su trabajo y es muy consciente de él en su corazón. Y aunque está involucrada en el mundo a su alrededor, no se compromete realmente. Incluso como Mujer Maravilla, trabaja en las sombras. Fue intrigante para mí interpretarlo y estaba sumamente emocionada de revivir al personaje porque tiene múltiples capas, es compleja e inspiradora a la vez, y la veremos atravesar algo muy profundo y común en esta historia”.

Jenkins no solo estuvo fascinada dirigiendo en cámara a Gadot, sino trabajando con ella como productora. “Desde el principio, tuvimos una perspectiva compartida de la cinta y del personaje, y colaboramos mucho”, afirma, “pero esta vez pudo ser nuestra compañera en posproducción y hasta el final, y expresó su ideas geniales y gran gusto en todo lo relacionado con el filme. Ve el panorama como productora tan claro como ve cada parte de la historia como actriz”.

Gadot recalca que la trama emotiva de Mujer Maravilla es explorada junto con toda la intensa y emocionante acción que los admiradores esperan de una película de superhéroes. “Las escenas de lucha son parte de su travesía y muy importantes para nuestra historia, y no solo porque amamos verla acabar con los malos”, bromea. “Vemos a Diana en su mejor momento, esta diosa guerrera amazona que puede hacer lo que sea—luchar contra criminales, salvar a civiles y cosas maravillosas que aún no podemos revelar…no quiero arruinar nada. Pero esta vez también está en evidencia su fuerza interior, así que hay mucho más en juego que nunca antes”.


Información: Warner Bros. Pictures