• DroideTV

Jaime Alfonso Sandoval platica de Mundo Umbrío III, La Venganza


¿Te imaginas descubrir que tu padre es un vampiro que fue expulsado de su clan por amar a una humana? Esta es la tercera entrega de la saga Mundo Umbrío de Jaime Alfonso Sandoval, obra que catapultó al autor y lo colocó como un referente de la literatura infantil y juvenil.


Mundo Umbrío III, La Venganza, es una mezcla perfecta entre horror, aventura, humor negro y sátira, que ubica a los vampiros en la sociedad mexicana. Lina desearía ser una adolescente normal, por desgracia eso es imposible. En Mundo Umbrío ha estallado la guerra de guerras y Lina tiene algo de culpa en eso. Además, el Destinado la persigue, perdió al gran amor de su vida, y su clan está en peligro. Pero aún tiene una oportunidad de salvarlos y de ser perdonada por sus errores. Intrigas, venganzas, nuevos y siniestros mundos se develan en la guerra entre las civilizaciones subterráneas. Platicamos con el autor en entrevista.


¿Qué te permitieron estas reediciones de tu historia?

Me permitió además de revisarlo, extenderlo. Salió primeramente en unas ediciones muy acotadas y afortunadamente con el apoyo de esta nueva editorial, Penguin Random House tenemos una mejor difusión. Fue una trilogía y ahora se está manejando como una tetralogía donde vas a conocer mucho más a profundidad a los personajes, de alguna manera habrá mucho más detalle.


¿Dónde nos encontramos en esta parte de la historia?

El concepto es una historia que combina acción, romance y terror en la cual Lina descubre que su padre tiene un secreto, no es quien dice ser. Él sale de noche, hace ciertas cosas, en realidad no es humano sino que pertenece a otra línea evolutiva que se llaman umbríos que han desarrollado su cultura en ciudades subterráneas. La mitología los ha llamado vampiros pero a ellos no les gusta que les llamen así. Su padre, Benjamín fue expulsado del grupo, se enamoró de una humana que es la madre de Lina, que fallece en el arranque del libro, porque el cometió el error de enamorarse de una humana. A partir de ahí arranca una aventura en la cual tiene que descubrir quiénes son los asesinos de la madre y el gran secreto de su padre.


El gran relanzamiento de esta saga se hizo en Guadalajara en 2019 y el año 2020 salió el libro 2 y actualmente arrancando el año sale el penúltimo libro y vamos caminando con todos los personajes hacia la parte final, justo anticipando el último libro que se llamará “Guerra de guerras” que estamos preparando.


¿Qué has disfrutado de este viaje como autor?

Es mi proyecto más ambicioso en cuestión de literatura Juvenil y le dediqué 5 años de mi vida. La revisión me encanta porque de alguna manera extrañaba esos personajes con los que pasé tantos años de mi vida, ese tiempo conviví con ellos casi más que a mi propia familia. Dentro de esos cinco años de trabajo, el primero fue exclusivamente hacer el mapa general de la historia, para no perderme nunca, todos los secretos, todas las vueltas de tuerca en general. Y a partir del segundo al quinto año fui elaborando libro por libro y ahora lo que se está haciendo es una revisión mucho más amplia de cada uno de los libros, porque empezaron a crecer.


¿Es cierto que creaste toda una enciclopedia de ese mundo?

Sí, yo le llamo la Umbripedia donde estoy generando un nuevo mundo que se desarrolla simultáneamente con los seres humanos. Me puse realmente a hacer una especie de enciclopedia, con biografías que describe cómo son sus ciudades, su cultura, su baile, sus canciones, su publicidad, sus productos, todo completamente. Tengo ficheros por ejemplo de armas de magia. Yo quería provocar una inmersión en el momento de que abres el libro, entras un viaje del cual te voy a llevar de la mano y contarte todo a detalle.


¿Qué disfrutas de los encuentros con los lectores?

Uno como va pasando el tiempo como escritor te vas encontrando a diferentes tipos de lectores y para mí los más apasionados me parece que son los jóvenes. Que a veces dicen que ellos no leen, pero yo creo que sí y cuando es algo que les gusta se apasionan y son los que demuestran mucho más el afecto. A mí me llegan chicos con un tatuaje de un símbolo por ejemplo, de alguna manera les marcas tanto que quieren demostrarlo llevándolo consigo siempre y eso me parece una de las mayores muestras de afecto que pueden tener los lectores.