top of page
  • Foto del escritorDroideTV

La actriz Jacqueline Byers habla de la filmación de "La luz del diablo"

La cinta es una experiencia cinematográfica intensa de terror

La Hermana Ann (Jacqueline Byers) cree que está respondiendo a un llamado para ser la primera mujer exorcista... pero ¿quién, o qué, la llamó? Una inusual guerrera en el sagrado campo de batalla de las almas humanas, Ann busca un lugar en una escuela de exorcismo reabierta por la Iglesia Católica en respuesta a un aumento global de posesiones demoniacas.


Hasta ahora, estas escuelas habían entrenado solamente sacerdotes en el Rito del Exorcismo- pero un profesor (Colin Salmon) reconoce los dones de la Hermana Ann y accede a entrenarla. Arrojada hasta el frente de la batalla espiritual junto con su compañero estudiante el Padre Dante (Christian Navarro), la Hermana Ann se encuentra a sí misma luchando por el alma de una joven niña, que la Hermana Ann cree que se encuentra poseída por el mismo demonio que atormentó a su propia madre unos años atrás. Determinada a expulsar la maldad, Ann pronto se da cuenta de que el Diablo la tiene justo donde la quería.



Jacqueline Byers, quien asume el papel de Ann, dice que aunque La Luz del Diablo es una experiencia cinematográfica intensa de terror, ella lo abordó como si fuera un drama psicológico, específicamente, “la psicología de Ann y lo que la motiva”.


Byers continúa llamando a Ann “una sanadora herida, que ha experimentado tanto en su vida y no quiere que nadie pase por lo que ella pasó. Lo que motiva a Ann es defender el honor de su madre. Para Ann, debe haber una razón para el dolor, miedo y terror por los que ambas pasaron. Ann necesita que sea verdad el hecho de que su mamá estaba poseída”.


La búsqueda de Ann por una validación sobre su madre se ve complementada por su estatus único y en constante evolución dentro de St. Michael’s. El productor ejecutivo David Brooks destaca que “Ann entra al programa de ejercicio de la escuela bajo la apariencia de una enfermera tradicional. Pero su ambición siempre ha excedido esas limitaciones que los demás intentan imponerle”.



Todos los cineastas observan que Byers aporta una mezcla esencial de empatía, amabilidad, rebelión, y espíritu guerrero al papel. “Jackie es una combinación de fuerza, fragilidad y autenticidad, “Stamm enfatiza. “Hace que Ann sea alguien fuerte pero lo balancea haciéndote sentir el miedo del personaje”.


El productor Earl Richey Jones recuerda que Byers “nos deslumbró desde el primer día. Ella aporta una intensidad y pathos al papel. Jackie te conquista desde la primera escena, en la que Ann le está contando su infancia perturbadora a Virginia Madsen, como la Dra. Peters”.


Brooks está de acuerdo, agregando, “Jackie alcanzó todos esos diferentes niveles y texturas. Ella es emocionalmente poderosa y aporta una inesperada intensidad a la película, además de todos los sustos y la acción.”



Comments


bottom of page