• DroideTV

La Leyenda de Zelda: Ocarina del Tiempo, un juego convertido en leyenda


El Nintendo 64 fue una joya, una consola de videojuegos que nos trajo horas de diversión garantizada, considerada una de las mejores consolas de todos los tiempos, trajo consigo títulos que viven en la memoria de quienes nos tocó jugar con ellos cuando eran la novedad en el mundo: juegos como Banjoo-Kazooie, Super Mario 64, Conker´s Bad Fur Day, Turok, Castlevania, International Super Star Soccer entre otros tantos que no podemos mencionarlos porque nos llevaríamos mas de lo permitido.


El juego que nos reúne en este momento es uno que es considerado el mejor juego de todos los tiempos, uno que nos mantuvo horas pegados a la pantalla, uno que el simple hecho de mencionarlo ya es suficiente para saber que se trata de una leyenda. Aquel juego es nada mas y nada menos que La Leyenda de Zelda: Ocarina del Tiempo.


Lanzado en el un tanto lejano año de 1996, este juego fue una autentica bomba de la entonces muy popular consola del Nintendo 64, un juego único en su clase que combina el formato RPG con la aventura, con personajes únicos y una historia envolvente que no deja al jugador despegarse de la pantalla durante las horas de juego que tiene el cartucho. Este juego es una autentica joya invaluable que no puede faltar en la biblioteca de un gamer, es casi obligatorio haberlo jugado al menos una vez en la vida. “Ocarina Of Time” es uno de esos juegos que una vez que lo agarras, no podrás soltarlo nunca.

La historia nos narra la aventura de Link, un pequeño niño que vive en lo profundo del Bosque Kokiri bajo la tutela del Gran Arbol Deku, una especie de espíritu del bosque encargado de mantener alejado al mal de los Kokiri, unos niños que habitan en el bosque y que tienen un hada protectora. El Gran Arbol Deku, llama a Navi, una de las hadas protectoras para que vaya por Link, el niño destinado al salvar el mundo. Link no es aceptado por el líder de los Kokiri, por lo que se muestra renuente a dejarle pasar a la presencia del Gran Arbol hasta que no obtiene una espada y un escudo. El Gran Arbol le pide a Link que le quite una maldición que un malvado hombre del desierto le ha echado encima; el pequeño niño cumple lo que le han pedido y cuando regresa el Gran Árbol le cuenta la historia de Hyrule y las tres diosas (Din, Nayru y Farore) asi como la leyenda de la Trifuerza. El Gran Árbol Deku le entrega la Esmeralda Kokiri para que con ella vaya al castillo de Hyrule con la princesa Zelda y juntos puedan salvar al mundo. Hecho esto, el Gran Árbol muere. Antes de partir del bosque, la mejor amiga de Link, Saria, le entrega una ocarina con la cual puede tocar misticas melodías para hacer que llueva (Cancion de la tormenta), manipular el tiempo (Cancion del Sol), Hablar con la propia Saria donde quiera que Link esté (Canción de Saria) e incluso llamar a su yegua Epona (Canción de Epona).



En el castillo, Link conoce a la princesa Zelda quien le cuenta que ha tenido un mal sueño que vaticina la caída de Hyrule a manos del líder de los bandidos Gerudos, Ganondorf. A lo cual pide la ayuda del pequeño niño para salvar a Hyrule ya que nadie le cree. La única forma de evitar que Ganondorf realice sus diabólicos planes es abriendo el portal del tiempo, el cual solamente se abre consiguiendo las tres piedras espirituales y tocando la melodía correcta con la reliquia de la familia de Hyrule: La Ocarina del tiempo.


Link ayudando a Zelda se embarca en su aventura y va a recolectar las dos piedras faltantes para abrir el Portal del Tiempo en el Templo del mismo nombre y se dirige a la Montaña de la muerte donde conoce a Darunia, una criatura conocida como Goron quien le pide exterminar la amenaza en la cueva de los Dodongos para que pueda entregarle la piedra espiritual del fuego: “El Rubi Goron. Darunia y Link hacen un pacto de hermanos cuando este ultimo logra lo cometido y le entrega el rubí. Para la ultima piedra, nuestro pequeño héroe debe viajar a la tierra de los Zora, quienes tienen la piedra espiritual del agua: “El Zafiro Zora”. Link debe pedírselo a la princesa de los Zora, Ruto, quien se la entrega después de una pequeña aventura dentro de la barriga de “Lord Jabu Jabu”.


Con las tres piedras en su poder, debe regresar a ver a la princesa. Cuando intenta entrar en el castillo ve un caballo blanco que sale a toda velocidad del castillo, en el iba Zelda junto con Impa, su institutriz, la princesa arroja un objeto que cae en el canal. Detrás de ellas Ganondorf aparece en escena persiguiéndolas, pregunta a Link si las ha visto pero este no le revela nada. Después de una pequeña confrontación con el rey de los Gerudos, Link recupera el objeto dentro del canal que resulta ser nada menos que La Ocarina del Tiempo. Zelda, en su modo de espíritu le enseña a Link la melodía para entrar al Portal del Tiempo y asi poder rescatar la trifuerza de las garras de Ganondorf. El pequeño Kokiri abre el portal con ayuda de las tres piedras espirituales y la melodía aprendida de Zelda, dentro de un pedestal esta el arma legendaria destinada al “Héroe del tiempo”: La Espada Maestra.


Link despierta en medio de una sala llena de agua y unos pequeños pedestales de colores, ahí se encuentra con Rauru, quien le explica que es uno de los seis sabios que guardan el Reino Sagrado, Link se encuentra en la cámara de los sabios, el ultimo bastión contra Ganondorf. Rauru le dice a Link que han pasado siete años desde que sacó la espada maestra del pedestal del tiempo y ahora es un hombre joven. A pesar de que el es el elegido por la espada para ser el Héroe del Tiempo, al momento de sacarla del pedestal era demasiado joven asi que su espíritu se conservó en la cámara durante siete años hasta que tuviera edad para poder embarcarse en la misión de salvar a Hyrule. Rauru le entrega el medallón de la luz otorgándole su poder para apoyarlo en su aventura.

Cuando Link esta a punto de salir del templo del tiempo, un joven misterioso llamado Sheik hace su aparición, explicándole a Link que debe despertar a los otros cinco sabios para que juntos abran el portal que sellará la maldad de Ganondorf para siempre. En ese tiempo Ganondorf logró penetrar en el Reino Sagrado robando parte de la Trifuerza y convirtiéndose en el Rey Malvado. Sheik menciona que debe ir a los cinco templos para despertar a los sabios y conseguir que un séptimo sabio apoye con su fuerza para derrotar a Ganondorf. Link sin pensarlo se embarca en esta gran aventura y despierta a los sabios de los templos:


• Templo del Bosque, la sabia de este templo es su amiga de la infancia: Saria quien le entrega el medallón del bosque. Aquí también Link se entera de su verdadero origen, no es un Kokiri es un Hyliano, puesto que los Kokiri no crecen nunca.


• Templo del Fuego, el sabio es Darunia y obtiene el medallón del fuego.


• Templo del Agua, la sabia es Ruto quien le entrega el medallón del agua.


• Templo de las sombras, la sabia es Impa y obtiene el medallón de las sombras.


• Templo del Espíritu, la sabia es Nabooru, la Gerudo segunda al mando de Ganondorf quien le entrega el medallón del espíritu.

Una vez reunidos los medallones, Link se encuentra con Zelda en el templo del tiempo revelando que ella era Sheik disfrazada pero que lo estaba esperando para que despertara a los sabios y juntos acabar con la maldad, ella le entrega las flechas de luz. Ganondorf secuestra a la princesa y reta Link a ir a su castillo a enfrentarlo y liberar a la princesa. En el enfrentamiento en lo alto de la torre Link derrota a Ganondorf, este ultimo utiliza su ultimo aliento para derrumbar el castillo y acabar con Zelda y Link. Ellos logran escapar a tiempo, pero la batalla final se da cuando Ganondorf surge de las ruinas y utilizando la trifuerza del poder se transforma en Ganon, una enorme criatura que amenaza a Link y Zelda con matarlos. El Héroe del tiempo blandiendo la espada maestra, acaba con Ganon y ayuda a los sabios y a Zelda a encerrar al Rey Malvado para siempre.

Esta pequeña reseña nos muestra una historia bastante entretenida y con una trama muy buena, la cual nos atrapa y queremos terminar el juego. No importa que tanto te frustres en algunos templos que no puedas avanzar (si, te estoy hablando a ti Templo del Agua) buscas la manera de completar el juego porque de eso se trata, de saber como termina la historia y conocer a cada personaje es interesante los cortes del tiempo que hay dentro del juego.

Siempre nos hemos visto tentados en saber como seria un futuro y es precisamente eso lo que nos ofrece, el hecho de que pasen siete años desde que Link es un niño a cuando se convierte en El Héroe del Tiempo hacen muchos cambios en la tierra de Link. Por ejemplo: El mercado pasa a ser un lugar lleno de vida a unas simples ruinas infestadas de zombies, en como una región conocida como “Región Zora” pasó de ser un paraíso acuático a una simple cueva congelada, de como la yegua que conoces de niño ahora te responde y puedes incluso cabalgarla, manejar otro tipo de armas y vestir diferentes túnicas. Asi es como el tiempo juega un papel importante dentro de la historia de Zelda. No solamente se trata de resolver puzles o de completar mazmorras, se trata de mejora nuestro equipo, nuestra salud e incluso conseguir barras de magia para usarlas con nuestra espada. Link dentro de su aventura tendrá que realizar misiones secundarias que lo ayudaran en su aventura y que apoyarán para terminar el juego al 100%, la aventura nos ofrece un numero de misiones para mantenernos pegados a la consola durante horas. Este titulo es incomparable, suponiendo que toda una generación se rindió a los pies de esta singular aventura, incluido yo que a mis tiernos 9 años estaba ya sufriendo los estragos de completar el juego al 100%. Hasta ahora no ha habido un juego que haya disfrutado mas que este, que desde el momento en que comienza con la aventura en el bosque kokiri ya sabes que te atrapó y que le perteneces.

Mención aparte es que este juego ha sido siempre recordado por las generaciones nuevas a pesar de no ser contemporáneos del título al jugarlo también quedan prendidos de el y de la aventura que guarda. Es bueno dar una pequeña mención de la versión para Nintendo 3DS, en la cual el juego ha sido remasterizado para dar una experiencia diferente en un formato totalmente en 3D, aunque esta versión es buena, solamente es a secas, lo mejor de esta versión es que podemos llevar el titulo a donde sea en nuestra consola portatil pero la dificultad del juego es bastante menor que la de la versión del Nintendo 64. Para empezar es que los controles son muchas mas fáciles de dominar, la pantalla táctil nos da la facilidad de acceder al menú de armas mas fácilmente y seleccionar hasta cinco ítems contra los tres que te permitía la versión del 64. En las mazmorras se tiene la facilidad de contar con la llamada “Piedra Sheikah” que nos da pistas de a donde avanzar si es que nos trabamos en algún lugar. También que se puede acceder mas fácilmente a los ítems necesarios para completar las misionies, por ejemplo en el templo del agua, para ponerte las botas de hierro basta con seleccionarlas en la pantalla táctil, cuando en el Nintendo 64 debes poner pausa cada vez que quieras cambiar de botas, simplemente no tiene comparación. Aquellos que seamos de la vieja escuela siempre vamos a preferir la versión del Nintendo 64 por aquellas experiencias que tuvimos en la década de los 90´s.

Una cosa es cierta, este juego no pasa de moda, siempre habrá los que busquemos jugarlo de nuevo aunque ya lo hallamos acabado mas de 100 veces, porque esa es la magia de Zelda, que no importa cuantas veces lo termines o si ya te sabes de memoria las canciones o si derrotas con los ojos cerrados a los jefes de las mazmorras; el hecho es que cada vez que lo juegues te va a atrapar una y otra vez y vas a querer terminarlo una y otra vez, la alianza con Link y los demás personajes es eterna y cada vez que escuches o veas algo relacionado con “Ocarina Of Time” te darán ganas de convertirte de nuevo en el Héroe del Tiempo con una sola encomienda:

“SALVAR HYRULE”: