• DroideTV

Mario Iván Martínez habla "De nidos, estrellas y girasoles: el niño Vincent Van Gogh"


(Facebook Mario Iván Martínez)

Esta es la historia de Vincent, un pequeño pelirrojo que desde niño soñó con pintar nidos, estrellas y girasoles. Todos conocemos la obra de Vincent van Gogh, pero ¿sabes cómo fue que se inició en el arte?


"De nidos, estrellas y girasoles: el niño Vincent Van Gogh" nos lleva a la ciudad de Holanda donde a un pelirrojo con las mejillas llenas de pecas que le encantaba meterse en problemas, mostró una pronunciada inclinación a la pintura: guiado por su mamá, quien le enseñó a mezclar colores y reproducir flores en el lienzo, creció hasta convertirse en uno de los artistas más conocidos a nivel mundial, de igual forma, estaba acompañado por su inseparable hermano Theo, pasaban sus tardes buscando nidos y mirando estrellas, descubriendo una manera de ver el mundo que hoy podemos encontrar en pinturas colgadas en museos de muchos países.


En esta historia conoceremos cómo fue la niñez de este famoso pintor impresionista y cómo inició su camino para convertirse en uno de los artistas más reconocidos de todos los tiempos. En estas páginas se narra, en un lenguaje y una narrativa dirigida a niños, cómo fue que Vincent encontró su camino en el arte hasta llegar a convertirse en el famoso autor de La noche estrellada.


Mario Iván Martínez comparte otro libro dedicado a los pequeños de casa, en esta ocasión dedicado al pintor. En entrevista compartió que quiso llamarlo así porque una de las cosas que Vincent disfrutaba de niño era aventurarse con Theo al bosque a recolectar bichos y nidos. Le fascinaban desde chico y así comenzó a identificar las distintas clases de pájaros que viven alrededor de Zundert, donde ellos vivían en Holanda. Por otro lado, Vincent estuvo toda su vida buscando un nido, una identidad, una pareja, una familia, un hogar y reconocimiento.


El autor hizo entonces un retrato de esta pequeña ciudad de Holanda, alrededor de 1863, mostrando su relación con su hermano y su mamá, quien era una pintora aficionada y le sembró el gusto y la inquietud por la pintura. Quiso adentrarse en esa época del artista para resaltar aspectos luminosos de su formación.


El libro forma parte de un proyecto que nació con una investigación acerca de Vincent van Gogh que realizó tras la invitación del Centro Cultural Tijuana (Cecut), por la celebración de su 35 aniversario, para dar voz al documental Van Gogh: Pinceladas de un genio. De ahí surgió la idea, al conocer más sobre Van Gogh, de hacer un prólogo escénico (Van Gogh, mediodía en el alma) para la presentación del documental, para el que se caracterizó del personaje. Con ello comenzó a documentarse más, e incluso viajar a Europa para recorrer los lugares donde pintó, murió y se hallan sus obras: Los museos Van Gogh, en Ámsterdam, y el Orsay, en París; las poblaciones Auvers-sur-Oise, Saint-Rémy-de-Provence y el hospital siquiátrico donde estuvo hospitalizado voluntariamente durante un año, Saint-Paul-de-Mausole, así como Arles, donde conoció la casa amarilla, entre otros lugares.


Al volver a México realizó un montaje en el Teatro Helénico (en 2019), y en el Teatro Libanés, cuya temporada se interrumpió por la pandemia. Y tras una platica con la editoral, uno de los proyectos que surgió es este libro que fue ilustrado por Juan Gedovius, uno de sus colaboradores frecuentes. No lo pensó dos veces para elegirlo como quien da vida y color a sus textos, dando como resultado esta publicación lista para ser compartida.


Extracto del libro

A Vincent le gustaba mucho su casa porque era ahí donde pasaba tiempo con su familia; especialmente, con Theo. Lo único que le gustaría cambiar era el color: le gustaría pintarla de amarillo, su color favorito, para que pudiera verla desde muy lejos. Muchos años después, cuando ya era grande, Vincent se mudó a un lugar llamado Arlés, en el sur de Francia (¡búscalo en un mapa para ver qué tan lejos vives tú! También puedes investigar hasta donde viajó Vincent desde su ciudad natal, Zundert , hasta Arlés). Ahí rentó una pequeña casita para vivir y lo primero que hizo fue pintarla de amarillo, ¡por fin pudo cumplir su sueño! Busca la pintura de la casa de Vincent, ¡verás lo amarilla que es!


Compra el libro aquí