• DroideTV

Mark Wahlberg estelariza El Milagro del Padre Stu

La cinta está basada en una historia real

Cuando una herida le obliga a dar por terminada su carrera como boxeador, Stuart Long (Mark Wahlberg) se muda a Los Ángeles, soñando con el estrellato. Mientras sale del paso desempeñándose como dependiente en un supermercado, el destino le lleva a conocer a Carmen (Teresa Ruiz), una maestra de la escuela dominical católica, quien se muestra inmune a sus encantos de chico malo. Resuelto a enamorarla, el longevo agnóstico comienza a asistir a la iglesia con el fin de impresionarla.


Pero la recuperación que un terrible accidente en motocicleta exige le hace preguntarse si podría utilizar esa segunda oportunidad en la vida para contribuir a que otros hallen el camino- lo que le conduce a su vez al sorprendente entendimiento de que su deber consiste en convertirse en sacerdote católico. A pesar de una devastadora crisis de salud y del escepticismo tanto de los oficiales de la Iglesia como de sus distantes padres (Mel Gibson y Jacki Weaver), Stu da seguimiento a su vocación con osadía y compasión, inspirando no sólo a los que le rodean sino asimismo a muchos de los que encuentra en su camino.


“Mientras más escuchaba sobre Stu, más me sentía convencido de que tenía que realizar esta cinta”, dice Wahlberg. “Le pedí a Ed que me contara la historia nuevamente, desde el principio, y desde entonces me misión consistió en producir la película”.

En gran medida, la historia conmovió tan intensamente a Wahlberg a causa de ciertos paralelismos con su propia vida. “Como actor, siempre me han interesado los papeles que tienen una conexión personal con aquello que soy”, explica. “Mi transición me llevó de ser un adolescente callejero a un adulto joven y más tarde a una persona que ha hallado su fe. Ahora sé que mi meta no es otra que contribuir al crecimiento de otros en situaciones similares a la mía”.



Wahlberg, quien experimentó un tremendo ascenso en popularidad que le llevó de rapero a estrella de cine de acción y a productor galardonado con el Oscar, es el fundador de la Fundación Juvenil Mark Wahlberg, una organización caritativa dedicada al mejoramiento de la calidad de vida de la juventud en las zonas urbanas marginadas. “He recibido dones y oportunidades para ayudar a los demás. Deseo compartir el valor y la convicción de Stu, con el fin de incentivar a otros, para que no se rindan en la búsqueda de las mejores versiones de ellos mismos”.