• DroideTV

Vin Diesel y Michelle Rodriguez hablan de "Rápidos y Furiosos 9"


Dom Toretto, lleva una vida tranquila y discreta con Letty y su hijo, el pequeño Brian, pero ambos saben que el peligro está siempre al acecho de su apacible existencia.


En esta ocasión, Dom se verá forzado a enfrentar los pecados de su pasado para salvar a las personas que más ama. Su equipo se le une para detener una trama criminal que amenaza al mundo y que está dirigida por el asesino más hábil y el conductor de más alto rendimiento que jamás hayan conocido: un hombre que también resulta ser el hermano desterrado de Dom, Jakob.


Con cada nueva entrega el elenco estelar se sigue consolidando y evolucionando, representando lo mismo enemigos y aliados, que personajes intermedios entre ambos.


Cuando Justin Lin se inspiró para profundizar en el pasado de Dom Toretto de cara a Rápidos y Furiosos 9, nos brindó una oportunidad única para conectar hilos temáticos y emocionales que se han venido tejiendo a lo largo de la franquicia desde el principio.


Desde el principio, Lin sabía que quería usar la frase icónica de Dom: “Vivo mi vida un cuarto de milla a la vez”, que Dom le dice a Brian O'Conner en la primera película, para sentar las bases emocionales no sólo de Rápidos y Furiosos 9 sino incluso de toda la franquicia. Lin vio la línea como el momento decisivo que dio forma a Dom Toretto como un proscrito moderno con un firme código moral.

Vin Diesel pensó que se trataba de una idea genial que permitía capturar el alma de toda la franquicia. “Estoy emocionado de que hayamos tomado lo que era sólo una conversación en un garaje entre Dom y Brian hace dos décadas y que estemos contextualizando y elaborando cómo se sentía Dom en aquel momento”, expresa Diesel. Dom es un hombre que no mira hacia atrás, pero ahora en Rápidos y Furiosos 9 se verá obligado a hacerlo.


Para Michelle Rodríguez, el papel de Letty, una adicta a la adrenalina del Este de Los Ángeles que ama con igual intensidad que como conduce, su relación a vida o muerte con Dom Toretto ha sobrevivido a obstáculos infranqueables a lo largo de los años.


Cuando Dom se rebeló para proteger a su hijo recién descubierto, la revelación de que había engendrado un hijo con Elena fue un duro golpe para Letty, pero con la muerte de Elena en Rápidos y Furiosos 8 para sorpresa de la audiencia, Letty tendrá que ocupar el papel de madre del pequeño Brian.


En Rápidos y Furiosos 9, Letty está viviendo una vida familiar más apacible y discreta en el centro de California. La situación es asfixiante para ella y está luchando para tratar de avanzar en este nuevo papel. Está descubriendo que Dom y ella quieren cosas diferentes y no está segura si esta forma tranquila de vida es temporal o se convertirá en algo permanente para Dom. Para complicar más aún las cosas, ama al pequeño Brian mucho más de lo que estaría dispuesta a reconocer y vive torturada por el miedo de que él crezca resentido con ella por no ser algo nunca podrá ser: su madre biológica.

Así es que cuando Ramsey, Roman y Tej aparecen en la granja con una nueva misión, Letty ve en ella una vía de escape: una oportunidad para dejar atrás —al menos por un tiempo— todas esas preguntas sin respuesta y esa ansiedad que la consume por dentro. Abriga la esperanza de poder reconectar con Dom en un terreno más familiar.

“Letty no podría ser Letty si no fuese capaz de enfrentar sus miedos de frente poniéndose al límite”, dice Rodríguez.


“Ella es así. Entiende el miedo de Dom, pero le resulta difícil reconciliar lo que son como individuos y lo que son como pareja. Letty ha amado a Dom casi toda su vida y él siempre ha sido el hombre que está dispuesto a enfrentar la hoguera a su lado. Ambos están dispuestos a continuar a vida o muerte hasta el final. Letty siempre mira el panorama general y está dispuesta a librar la gran batalla para salvar al mundo y conseguir que al final nuestra familia logre también estar a salvo”. Cuando Dom inicialmente decide no tomar parte en la misión en Centroamérica, ella está aún menos segura de dónde están como pareja. “Poco a poco empieza a entender por qué Dom tomó la decisión que tomó”, expresa Rodríguez. “Pero ella no necesariamente está de acuerdo con la filosofía en la que se ampara dicha decisión”.


El periplo de Letty en Rápidos y Furiosos 9 la pondrá a prueba como nunca antes, tanto emocional como físicamente, y los acontecimientos de la película no sólo determinarán su propio futuro, sino que la conducirán a alcanzar una mayor claridad sobre su relación con Dom y sobre sus propias raíces.