• DroideTV

Review: "Huye (Get Out)"



Uno de los filmes de terror más creativos lleno de suspenso, con personajes que nos enganchan e incluso un poco de humor para aliviar la tensión, imprescindible.

Un joven afroamericano visita a la familia de su novia blanca, un matrimonio adinerado. Para Chris (Daniel Kaluuya) y su novia Rose (Allison Williams) ha llegado el momento de conocer a los futuros suegros, por lo que ella le invita a pasar un fin de semana en el campo con sus padres, Missy (Catherine Keener) y Dean (Bradley Whitford). Al principio, Chris piensa que el comportamiento "demasiado" complaciente de los padres se debe a su nerviosismo por la relación interracial de su hija, pero a medida que pasan las horas, una serie de descubrimientos cada vez más inquietantes le llevan a descubrir una verdad inimaginable.

Hay muchas cosas positivas que comentar en este filme, al igual que el año pasado con Fede Alvarez y "No Respires", Jordan Peele refresca y mantiene vivo el genero con una historia firme, con una trama concisa, sorpresas en la trama y una dosis de humor que nunca desentona.

La primera parte de la historia nos presenta a esa familia casi perfecta, y su secreto se va develando poco a poco, y aunque quisieramos predecir lo que va a suceder, en realidad las respuestas llegarán en el último acto. Y no se trata de una resolución mágica, sino las piezas faltantes para ayudarte a resolverlo. Quiza acostumbrados a otras peliculas en donde te dan todo digerido, que aquí no suelten mucho se convierte en momentos emocionantes para el espectador.

Las actuaciones son buenas, la doble cara que tiene más de alguno, es disfrazada sin problema, la primera en hacernos sospechar es la madre, con una Catherine Keener que da escalofríos. Los afroamericanos en la casa tambien hacen un gran trabajo, sobre todo en los gestos y detalles que son importantes para ir develando el misterio. Hay momentos de confusión que te enganchan.

En las cintas más recientes del genero, los sustos vienen porque una imagen que no esperamos aparece en pantalla, como en las interminables Actividad Paranormal, y eso significa que en realidad lo unico que asusta es el resultado de un reflejo. Aqui no, los momentos inesperados son orgánicos, tienen sentido y por lo tanto los sustos dejan sin aliento.

Parte del terror de la cinta proviene del aspecto psicológico, mientras el protagonista se hunde en la trama, nosotros también, porque la empatía nos contagia y ese aspecto mental estremece más que cualquier monstruo o criatura grotesca. La locura humana que crece minuto a minuto provoca tensión en el espectador, pero no saldrás con el cabello de punta, porque entre tanto, el amigo de Chris se convierte en un alivio cómico. Y ese punto era clave en saberlo equilibrar, hacer malabares para que las risas no echaran por la borda el trabajo, y no lo hacen. Es uno de los grandes logros de la cinta, si bien hay momentos aterradores, hay otros que provocan una sonrisa, que nos hace complices, logrando un climax y un final inolvidables. Además el ritmo es ágil, e impredecible, es de las pocas cintas donde piensas que el protagonista no saldrá vivo, porque todo está en su contra, todo, porque no hay algo de lo cual se pueda sostener, el peligro es real.

El trabajo visual es otro logro, las atmosferas con la banda sonora, sin faltar la dosis de sangre y violencia que no es tan gráfica, muestra lo que debe, porque su tarea no es impactarnos con ello sino usarlo como otro ingrediente que añade a la formula. Y es que su mitología está muy bien armada, al final no deja dudas sobre las intenciones enfermizas de esa familia, sobre lo que ocultan los afroamericanos de la casa que parecen estar en contra de su voluntad.

Si amas el terror y el suspenso, esta es una propuesta fresca, una premisa original, donde el aspecto mental, emocional y lo visual te sacudirán.

Calificación: 100 puntos

Por Luis

#getout #huye #review

© 2023 by The Artifact. Proudly created with Wix.com

  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Instagram B&W