top of page
  • Foto del escritorDroideTV

Air: Ben Affleck dirige drama deportivo sobre Jordan y Nike

Matt Damon y Affleck logran crear una cinta inspiradora que transpira una emoción particular

El próximo 6 de abril se estrena Air: la historia detrás del logo, el regreso de Ben Affleck como director y su oportunidad para dirigir a Matt Damon, con quien también comparte pantalla. Esta cinta resulta doblemente significativa para la dupla ya que se trata del primer lanzamiento de Artists Equality, productora fundada por Damon y Affleck.


Bajo el guión de Alex Convery, la historia nos transporta a los años ochenta, con Nike compitiendo contra Adidas y Converse para fichar a deportistas que los representen. En este punto, Sonny Vaccaro (Damon) decide apostarlo todo a un solo jugador: Michael Jordan, quien en ese momento era un novato. Pero el camino no será fácil, pues el basquetbolista ya había rechazado categóricamente el trato; Phil Knight (Affleck) cofundador de la marca no está convencido de su estrategia y el resultado de esta apuesta podría ponerle la soga en el cuello al equipo de Vaccaro: Rob Strasser (Jason Bateman) y Howard White (Chris Tucker).


Por supuesto, la decisión de Jordan y su familia es ampliamente conocida en el mundo, siendo los Air Jordan una de las líneas más prominentes de Nike. No obstante, resulta interesante la manera en la que la película revisita los hechos; por una parte, el guión tiene momentos brillantes con un discurso que parece un halago a Jordan, pero al mismo tiempo tiene situaciones con las que la audiencia se puede identificar.


Asimismo, resulta peculiar el uso del espacio, pues la gran parte de la acción toma lugar dentro de las oficinas, pese a este ambiente encerrado y empresarial, la película logra generar tensión y conexión con la dinámica de equipo que presentan. Resulta interesante la manera en que se refleja a Jordan (Damian Delano Young) no tanto como personaje, sino como una figura, un símbolo al que los hombres ordinarios aspiran a acercarse. Esta es una historia sobre un grupo en un momento de crisis, luchando por lograr lo que parece imposible.


En buena parte, este es el tipo de cintas que nos muestra a un rebelde con una idea arriesgada que lo da todo para que las cosas sucedan y en el camino otros se suman hasta que llegan al éxito, pero ciertamente este tipo de historias tienen un entusiasmo contagioso que se disfruta en tiempos inciertos. Por su naturaleza es probable que no a cualquier persona le entusiasme, pero ciertamente está tan bien lograda que se puede disfrutar incluso sin ser fanático de los deportes, conocedor de marketing, ni de algún nicho en particular.




Comments


bottom of page