• DroideTV

El Conjuro 3: Vera Farmiga y Patrick Wilson platican del filme


El Conjuro 3: El Diablo me Obligó a Hacerlo” revela una escalofriante historia de terror, asesinato y maldad desconocida que conmocionó incluso a los experimentados investigadores paranormales de la vida real, Ed y Lorraine Warren.


Uno de los casos más sensacionales de sus archivos, comienza con una lucha por el alma de un joven y luego los lleva más allá de todo lo que habían visto antes, para marcar la primera vez en la historia de los Estados Unidos que un sospechoso de asesinato alega posesión demoníaca como defensa.


En el transcurso de los últimos ocho años, Vera Farmiga y Patrick Wilson han interpretado a Ed y Lorraine Warren en la pantalla en otros tres títulos del universo "Conjuring": "The Conjuring", "The Conjuring 2" y "Annabelle Comes Home". Durante ese tiempo, el cariño genuino que se tienen los dos actores ha seguido creciendo, y se nota claramente en sus personajes en la pantalla. Al igual que un buen vino o un par de buenas botas de cuero, un gran matrimonio sólo mejora con la edad, y del mismo modo que el amor de los verdaderos Ed y Lorraine Warren se hizo cada vez más fuerte con el tiempo, también lo ha hecho la amistad entre Wilson y Farmiga.


"Es increíble envejecer con mi falso cónyuge", ríe Farmiga. "A riesgo de sonar cursi, mi amor por el viejo Patrick Wilson sigue siendo febril. Lo adoro. Somos tan buenos amigos. Mitigamos el trabajo oscuro y emocional que hacemos riéndonos juntos sin parar. Me hace reír a carcajadas".

“Desde el primer día confiamos el uno en el otro", revela Wilson, "de ahí viene la química. Nos sentimos totalmente cómodos el uno con el otro y nos divertimos mucho".

“El corazón de esta franquicia es la conexión y el amor de Ed y Lorraine", añade Farmiga, "eso es lo que la diferencia de otras películas de terror. Es la historia de amor".


Los seguidores de Ed y Lorraine tendrán un regalo especial en esta ocasión, ya que podremos echar un pequeño vistazo a su pasado lejano. Por primera vez, vemos a la pareja de adolescentes enamorados, al principio de su relación. Es un momento conmovedor, atípico en la mayoría de las películas de terror. No tiene nada que ver con el mal, sino con una historia sencilla y hermosa que fundamenta no sólo la película y estos personajes, sino el Universo "Conjuring" en su conjunto. En términos claros, deja al descubierto lo que está en juego en el centro de toda la vorágine.

El sentimiento de calidez, amor y luz que comenzó con los verdaderos Ed y Lorraine y que sigue vivo en la interpretación de Wilson y Farmiga, alcanza también a todo el equipo de producción que da vida a estas historias. Trabajar en el universo "Conjuring" es un asunto de familia. Muchos de los miembros del equipo, como los de maquillaje, vestuario, diseño de producción, acrobacias, banda sonora, unidad de publicidad, utilería, cinematografía, asistentes de dirección y decoración de sets, así como los actores, siguen regresando a trabajar en este mundo película tras película. Se trata de una fórmula fácil de abreviar, y es un testimonio rotundo del tipo de ambiente que Wan ha tratado de alimentar a lo largo de los años.


"Quiero pasarlo bien haciendo películas aunque puedan ser muy estresantes", dice James Wan, la mente maestra detrás de la franquicia. "Quiero que sea una experiencia lo más agradable posible para todos los implicados".