• DroideTV

"El perro Samurái : La leyenda de Kakamucho" detrás de la película

No existe rivalidad más antigua que los gatos contra los perros, pero ¿qué ocurre cuando un poblado de gatos debe hacer equipo con un indefenso perro que aspira a ser un héroe?

A lo largo de su viaje Hank se convierte en el corazón de la película. Todos los obstáculos se apilan frente a él mientras Hank intenta proteger a los pobladores felinos, superar las maquinaciones de un malvado que desea esfumar la aldea y se esfuerza por ser un buen aprendiz de un samurai que no quiere saber nada de él, al menos al principio.


“Hank nunca se da por vencido”, afirma el director-productor Rob Minkoff, que adoptó la oportunidad de narrar una fábula acerca de un perro que se quiere integrar en un mundo de gatos. “Hank decidió que su propósito en la vida es convertirse en samurai, así que llega a Kakamucho, este lugar totalmente extraño poblado por gatos, para hacer realidad su sueño. Hank es súper entusiasta y afectuoso, además no está consciente de sus limitaciones, que son muchas. Así pues, lucha y trabaja para ser un samurai. Al la larga, como cualquier héroe que valga la pena, Hank se transforma en la mejor versión de sí mismo”.


Michael Cera, que presta su voz al papel, explica por qué Hank es tan especial y lo divertido que fue encarnarlo. “Sus intenciones son puras. Hank sólo quiere lograr sus aspiraciones y hacer lo correcto para ayudar a otros, pues alguna vez lo ayudaron a él. No tiene un ápice de maldad. Incluso ante la furia de los gatos y aunque le digan que no desean su ayuda, Hank sólo quiere hacer lo correcto”.



Esta determinación de hacer las cosas bien nació cuando Hank era un cachorro que vivía en un ambiente hostil. En un momento en que todo parecía perdido lo salvó un misterioso guerrero y gracias a él Hank se sintió inspirado para llegar a lo más alto, a la élite y al sagrado entrenamiento de un samurai.


Los realizadores cinematográficos alaban a Cera como la voz perfecta para dar vida al personaje. “Michael aporta calidez y humildad al papel”, afirma Minkoff. “Tiene el encanto y la inocencia, así que deseas abrazarlos, a él y a Hank”, añade el productor ejecutivo Alex Schwartz. El director Mark Koetsier dice, “Michael expresa una energía juvenil y la calidad de desvalido perfecta para el rol. No puedes evitar querer a Hank”.


Para Cera, el humor y la diversión de la historia son irresistibles, igual que su corazón. “Hay escenas en EL PERRO SAMURAI: LA LEYENDA DE KAKAMUCHO donde las emociones de los personajes realmente te conmueven. Esto hace que la película sea una obra completa. Cuando ves una cinta animada deseas reír y llorar. Esta historia tiene una grandiosa aventura, peleas con espadas, acción y humor”.


Otro elemento que Cera resalta de la trama es la aceptación. “La leyenda de Hank nos recuerda que no debemos descartar a nadie por ser distinto a nosotros. Las diferencias son maravillosas; las debemos aceptar. Esto es un mensaje atemporal”.