• DroideTV

Entrevista con Lain García Calvo


Entrevista con Lain García Calvo

En su primera visita a México, tuvimos la oportunidad de platicar con Lain García Calvo quien vino al país a compartir con sus lectores y retroalimentarse de sus comentarios en diversos evento. En entrevista nos platicó que su trabajo con las series de libros que ha publicado comenzó después de diversos obstáculos en la vida que logró superar y sigue siendo motivo de aprendizaje


¿Cómo fue la transición previa de ser un deportista a comenzar escribir los libros?

Creo que todo el mundo en su vida tiene un momento en que toca fondo, todos pasamos por situaciones en las que nos sentimos desesperados y que se nos ha caído el mundo o al menos tal cual como lo conocíamos. Y en ese momento tú tienes una oportunidad de definirte y empezar de nuevo a una nueva trayectoria en tu vida y normalmente si lo haces bien, vas hacia un lugar mejor. A mí me pasó con 14 años que yo había sido deportista de toda la vida desde los 6 años y con 14 me diagnosticaron Síndrome de Fatiga Crónica y Fibromialgia, perdí el curso escolar, los amigos, y llevaba varios meses en cama y dije ya no quiero vivir más. Y cuando estuve así fue cuando me conecté con lo que hablo en el libro “La voz de tu alma” y a partir de ahí salí de la habitación en la que ha vivido en los últimos meses y le dije a mis padres que quería ser campeón de España en natación, le dije lo mismo a mi entrenador y de ahí empecé a hacer las cosas diferentes, a tener fe. Un año después de eso me convertí en doble campeón de España, después fui al campeonato de Europa, finalista entre los 8 mejores y después con la selección española. Todo eso me obsesiono divinamente en buscar que es lo que había hecho y ahí empecé a leer. Para el primer libro ya me había leído 700 libros y para el último que es el onceavo 1000. Y en realidad tenía el sueño de escribir todo esto por qué con 12 años ya leía metafísica pero no la practicaba, que es lo que le pasa a la mayoría de las personas, la empecé a practicar en serio cuando me obligué. Noté que con mis amigos no podía hablar con ellos de esto porque se reían de mí y no fue hasta que después de 10 años de pensarlo me llama mi mejor amigo de toda la vida y me dice que se ha acostado con mi novia y en ese momento me cambió todo, porque entré al grupo de WhatsApp en el que estaban todos mis amigos y les dije ya me voy de aquí porque no quiero que estar con alguien con ese sistema de valores. Y estando completamente solo todos mis miedos, sobre lo que iban a pensar mis amigos se desvanecieron porque me quedé solo y entonces en esa soledad me dije haré lo que me dé la gana y ser por primera vez en mi vida lo que realmente soy.


¿Escribir libros se volvió una terapia?

En el último libro “Las almas imparables” explico que sin enseñanza no se avanza, cuando estaba chico tenía menos tiempo que los demás para estudiar porque entrenaba, estudiaba y el lugar de tirarme los últimos días sin dormir con la bebida energética para poder estudiar el poquito tiempo que tenía decidí enseñar a mis compañeros y cuando comencé a hacerlo desde ese principio de generosidad y altruismo, porque no sabía lo que iba a recibir, me di cuenta que aprendí a mucho más. Entonces les digo a los lectores no sólo lo lean y lo estudien, sino que lo compartan. Para mí fue muy terapéutico primero porque me conocí a mí mismo y después porque ordene mucho más lo que tenía en mi cabeza y lo aprendí mucho mejor y además ahora enseñándolo cada vez aprendo más y más.


¿Cómo es tu proceso creativo?

El problema de muchos libros de espiritualidad y metafísica o física cuántica ese que se convierten en libros muy teóricos pero muy poco prácticos. De ahí viene que mucha gente diga que eso no funciona. Entonces lo que quise hacer es todo muy práctico, porque yo buscaba siempre resultados y para mí, la manera en que uno puede determinar si lo sabe o no es mediante el resultado que uno está viendo en el exterior y por eso sido siempre como muy práctico. Y he hecho las cosas para que la gente no se entretenga y pueda transformarse y para eso hay que trabajarlo diariamente. Sabiendo porque lo estás haciendo y dónde estás dirigiendo la atención y desde ahí vas viendo cambios pero es un proceso.


¿Cómo ha sido tu experiencia con los lectores mexicanos?

Ya los conozco en las redes sociales, si me hablan yo hago directos y tenía muchas ganas de venir a este país. Desde el año 2012 tuve un llamado muy grande con México y hasta ahora no había sido podido ser posible, pero aterrice del avión y me sentí como en casa y me han tratado siempre superbién. Son humildes y muy serviciales y con muy buena vibra como dicen ustedes yo también creo que atraes lo que eres y si tú estás bien, eres buena gente, atraes buena gente.


¿Cómo sabes cuál es el siguiente libro que escribirás?

Normalmente veo el paso lógico que viene, pensaba ¿qué era lo siguiente? y por las noches me levantaba y me ponía a escribir algunas notas, también se me ocurrieron cosas pero siempre pensando en el que lo iba a leer, en lo que puede necesitar la persona a la que le está pasando algo, lo que sea, que le puedo decir yo no para consolarles sino para transformarse.


¿Cuál fue el libro más complicado de escribir?

“La voz de tu alma” que es el primero fue un reto y realmente son las bases, pero tengo una conexión muy grande con “Abriendo puertas de bendición” que es el quinto tomo, el cuarto tomo y el que más me costó escribir fue “Sanación del alma” porque hay que tener valor para mirar al pasado con la intención de sanarlo y de liberarlo. Porque siempre tenemos muchos culpables en nuestras vidas, empezando por tu padre o tu madre y tuve que hacer una salación muy grande con ellos para poder seguir avanzando y lo conseguí. Ahora me apoyan con todo esto y con mis hermanos también, incluso las personas que más daño me han hecho en esta vida. Cuando pude sanar eso, me di cuenta que fueron mis grandes maestros los que me han ayudado a ser quien soy, y entonces para mí eso fue muy revelador pero muy difícil.