• DroideTV

Jason Statham y Guy Ritchie platican de "Justicia Implacable"


H es el misterioso tipo que acaba de incorporarse como guardia de seguridad en una compañía de blindados. Durante un intento de atraco a su camión, sorprende a sus compañeros mostrando habilidades de un soldado profesional, dejando al resto del equipo preguntándose quién es realmente y de dónde viene. Pronto se hará claro el verdadero motivo por el cual H está buscando un ajuste de cuentas.


“Justicia Implacable” reúne de nuevo al director Guy Ritchie con el actor Jason Statham, aunque no hay duda de que este guion es temáticamente más oscuro y con más humor negro que cualquiera de sus anteriores colaboraciones. Desde el principio, Ritchie se dio cuenta de que solo había un actor perfecto para interpretar a H, y era Statham. “Siempre me ha gustado mucho Jason Statham como actor; de hecho, fui la primera persona que le dio una oportunidad como actor en Lock, Stock and Two Smoking Barrels. Siempre pensé que debería ser una estrella de cine y estoy muy feliz de ver en lo que se ha convertido. Él ha estado en su viaje, yo en el mío. Pero sentí que deberíamos reunirnos, y pensé que esta sería la historia perfecta. Esta cinta no es cómica. Es seria. Es muy agresiva. Tratamos los temas de la venganza, la familia, los pecados del padre que recaen sobre el hijo”.

Y la estrella necesitó poco para convencerse. “Fue tan simple como llamarlo y darle un discurso de dos minutos sobre lo que era esa película”, dice Ritchie. “Ninguno de los dos lo pensó mucho. Nos gustó la premisa. Ambos estuvimos disponibles en ese momento. Muchas grandes películas realmente lo son por la casualidad de encontrar dos personas que quieran hacer la misma cinta al mismo tiempo. Siento que esta producción realmente hace lo que dice en la lata, que es Jason Statham en una película de género inteligente sobre la venganza".


Dada la naturaleza intensa del tema, Ritchie y Statham estuvieron de acuerdo en que la violencia que se muestra en la pantalla debía ser muy visceral. El enfoque fue como una especie de partida para el realizador pero que en última instancia sirvió a la historia.


"Guy quería que esto fuera muy real, sin movimientos geniales y un poco irreales", explica Statham. “Mi forma de lograrlo fue con un enfoque orgánico diario, donde te adentras en el espacio y averiguas qué va a hacer el personaje en la situación específica en la que se encuentra a medida que aumenta la tensión, creo que ayudó a crear la sensación de realismo que buscábamos. Es muy difícil para un director proporcionar eso hoy en día, a menos que esté seguro de saber exactamente lo que quiere capturar a través de las lentes de la cámara. Y Guy lo hace".

El filme desafió a Statham a interpretar un personaje excepcionalmente amenazador, un padre vaciado por el dolor que, sin embargo, conserva su capacidad para navegar con seguridad en un inframundo criminal. “Es frío, inteligente, concentrado y motivado”, dice Ritchie sobre el personaje, que se vuelve obsesivo mientras busca a los responsables del asesinato de su hijo.

"No parece que haya envejecido un solo día, que es la otra cosa extraña", agrega Ritchie sobre el actor. “No sé lo que está haciendo. Todavía está en muy buen estado físico".