top of page
  • Foto del escritorDroideTV

Locas en apuros, un alocado road trip sobre la identidad

La película toca temas profundos como la migración y la autoestima con un humor desmedido

Locas en apuros

Este jueves 3 de agosto se estrena Locas en apuros (Joy Ride) una comedia dirigida por Adele Lim (Locamente Millonarios) quien también trabajó en el guión junto a Teresa Hsiao y Cherry Chevapravatdumrong. Se trata de una película que no teme reírse de todo y de todos a la vez que muestra su propia visión de lo que significa vivir entre dos culturas diferentes, como es el caso de los sinoestadounidense.


La película gira en torno a Audrey (Ashley Park) y Lolo (Sherry Cola) amigas desde la infancia que crecieron en un vecindario profundamente norteamericano. En su adultez, Audrey se ha convertido en una exitosa abogada quien está a punto de cerrar un trato muy importante para su firma, pero para ello deberá viajar a China, por lo que le pide su ayuda a Lolo y a Kat (Stephanie Hsu) a quienes a su vez se les unirá Ojitos (Sabrina Wu). Lo que empezó como un viaje de negocios pronto se convertirá en una alocada aventura donde Audrey hará hasta lo imposible por congratularse con su socio y cerrar el trato.


Algo peculiar en esta película es que tiene una combinación de géneros entre un road trip, comedia y drama familiar que no siempre es fácil de balancear, pero logra marcar bien los límites entre lo dramático y lo cómico. La estructura y la historia en cierto modo se sienten como una comedia genérica donde los excesos y las bromas sexuales aparecen cada dos por tres, pero también sabe jugar con el racismo, los estereotipos y la modernidad para hacer más de un chiste ingenioso. Dependiendo de tu humor, puede que te rías durante toda la película o te abrumes muy rápidamente.


Las actuaciones son geniales y aunque sin duda Sherry Cola es la que sostiene principalmente el apartado cómico y Ashley se encarga del drama, también Stephanie Hsu y Sabrina Wu tienen momentos divertidos en que sus personajes brillan con las subtramas de sus personajes, las cuales le dan un toque muy actual a la película y con las cuales quizás más de una persona pueda sentirse identificada. También vale mencionar los vestuarios y la manera en que complementan a los personajes.


También las locaciones que nos muestran son fantásticas, dejándonos ver un poco de lo amplia y variada que es China, desde su capital hasta zonas más remotas. También vale la pena mencionar el ritmo de la película, todo el tiempo está ocurriendo algo, hay adrenalina, intriga o cuando menos una dosis de vergüenza ajena, pero en el buen sentido en que lo hace la comedia física.


En general, se trata de una película que toma una fórmula genérica donde es casi predecible los puntos por donde pasará, pero de forma inesperada también consigue inyectarle un alma, con protagonistas femeninas en las que uno puede encontrar algo con qué relacionarse, seas migrante o no. Destaca el espíritu del guión, pues no se contiene en sus bromas o en las situaciones irreales que maneja, puede ser muy incorrecto y al mismo tiempo mantenerse en un punto respetuoso. Una buena opción para reírse, pasar un buen rato y salir de la rutina.


Comentarios


bottom of page