• DroideTV

"Los Croods 2: una nueva era": !están de regreso!


Cuando conocimos a los Croods hace siete años, la familia estaba enfrentándose con un mundo cambiante. Ahora tienen que lidiar con los cambios en su manada.


“En la primera película conocimos a Eep, una niña que estaba creciendo y quería ser libre”, dice el productor Mark Swift. “Grug era un padre que había luchado toda su vida para mantener a salvo a su familia. De repente, se agregaron elementos que estaban fuera de su control —como Guy, un niño que había aparecido y estaba interesado en su hija— y Grug se vio obligado a adaptarse. Todo eso sucedía en el medio de una situación de vida o muerte. En cada momento de la primera película, los Croods estaban en peligro de perder la vida, así que en la primera película había un trasfondo más dramático. La familia tenía que mantenerse en movimiento, o iba a morir.”


Afortunadamente, esta vez lo que está en juego no es tan grave. Aunque la vida de los Croods sigue siendo incómoda y batallan para alimentarse, no corren un peligro inminente las 24 horas del día, los 7 días de la semana. “Eso nos permitió adoptar un tono más ligero y ligeramente más cómico”, señala Swift. “Dicho esto, todavía hay grandes temas emocionales entre los miembros de la familia que podría llevar a los Croods a separarse.”


Nos reunimos con la familia justo cuando se dan cuenta de que nada ha intentado matarlos en los últimos 10 minutos. Ahora Guy y Eep están profundamente enamorados y, en privado, están empezando a soñar despiertos con comenzar su propia manada. Se dan cuenta de que es hora de que piensen en su mañana. Desafortunadamente, Grug los escucha y está decidido a no permitir que eso suceda.

Cuando los Croods se encuentran con los Siemprebién, hay un choque entre una familia que piensa con la cabeza y otra que lo hace con el corazón. Inicialmente, los Siemprebién degradan a los Croods como reliquias del pasado. Sin embargo, se dan cuenta que no es la fuerza física de los Croods lo que les ayuda a sobrevivir, sino la fortaleza de sus lazos. El lema de la familia de los Croods —“la manada no se separa, pase lo que pase”— también incluye a los Siemprebién. Las familias opuestas finalmente se dan cuenta de que no son “ellos o nosotros”, sino “ellos y nosotros.”



Aunque la película se hizo antes de la pandemia mundial, sus temas no podrían ser más relevantes para nuestro mundo actual. Los Croods 2: Una nueva era incluye cómo los humanos necesitamos a nuestras manadas más cercanas y debemos aprender a expandir nuestro círculo para incluir nuevos miembros. Durante esta crisis nos hemos visto obligados a estar cerca de nuestra familia y vecinos como nunca antes lo habíamos estado. Los Croods nos recuerdan, con humor y cariño, que la gente que amas puede cansarte, pero no puedes vivir sin ellos.


“Uno de los temas que ha hecho eco en estas películas es que es una historia multi generacional”, dice Swift. “Todas las dinámicas que experimentamos dentro de nuestra propia familia, las estamos viviendo en la pantalla. Esta película muestra que la familia no es solo quienes te rodean, sino las personas con las que cuentas, en quienes confías y amas: aquellos a quienes necesitas. Nuestra familia son aquellos que tenemos a nuestro alrededor y amamos, y también todas las personas con las que estamos conectados.”


El recorrido de Grug en particular, y de los Siemprebién, es aprender que la familia es más que los lazos de sangre. “Una de las cosas que me di cuenta, y creo que otros también, es que con demasiada frecuencia damos a la comunidad por sentada”, explica Swift. “En este momento nos estamos dando cuenta que todos cuentan con los demás. Los Siemprebién y los Croods descubren ese sentimiento de necesidad de contar con los demás a su alrededor.”


Cuando los Croods entran en la vida de los Siemprebién, éstos no quieren tener nada que ver con ellos. Los miran con desprecio, no creen que sean tan inteligentes y sienten que los Croods no tienen nada que enseñarles. Al principio, a lo único que le encuentran valor, es que Guy podría ser un gran esposo para su hija Alba. “La actitud de los Siemprebién es: ‘Quedémonos con Guy y dejemos que los Croods sigan su camino’”, dice Swift. “Ven a los Croods como unos cavernícolas que de todos modos van a morir. No son parte del mañana. Se dan cuenta que ese no es el caso. Félix anhela tener un amigo y lo encuentra en Grug. Los Croods los salvan abriendo las vidas de los Siemprebién a otra forma de coexistir con la naturaleza. Al final de la película, todos están mucho mejor que al principio.”