• DroideTV

Los protagonistas de "Maléfica: dueña del mal" hablan sobre la nueva película


Los años han sido amables con Maléfica y Aurora. Su relación nacida de la angustia, la revancha y finalmente del amor, ha florecido. Aunque la sed de venganza del hada oscura fue el motivo detrás de la maldición original sobre la princesa bebé, fue su amor el que la rompió. Crió a Aurora como si fuera su hija y le otorgó a su ahijada el título de Reina de El Páramo. Y el amor de Aurora por su madrina es incondicional.

Si bien tienen una relación estrecha, ambas tienen un carácter fuerte y suelen chocar, por lo que su vínculo es algo disfuncional. “Maléfica comenzó siendo muy aniñada, indulgente, confiada”, explica Angelina Jolie. “Luego la lastimaron y se endureció. Con el tiempo nace su amor por Aurora y regresa esa indulgencia, en esos modos maravillosos y cálidos de una mujer protectora, y además se da cuenta de que eso no es una debilidad, sino una fortaleza”.


Aurora tiene un corazón puro y, como creció junto a las criaturas mágicas de El Páramo, es un espíritu libre. “Aurora expresa la bondad y la compasión, y su mayor fortaleza es su corazón bueno y querer hacer el bien, que es una hermosa cualidad”, dice Elle Fanning


Jolie, una actriz multifacética, con una carrera impresionante también detrás de cámara como productora, directora y guionista (Inquebrantable, First They Killed My Father), también ve belleza en la honestidad de la relación. “Seguramente tienen muchos, muchos problemas, pero tienen una relación muy franca”, dice. “Eso es lo que más valoro con mis hijos. Son quienes son conmigo y saben quién soy yo, y me aceptan, con defectos y todo”.


En esta historia, Aurora y Maléfica pasan un tiempo considerable separadas, lo que les da la oportunidad de descubrir quiénes son sin la otra, dónde están destinadas a estar y cómo es vivir por separado. “Es casi como la historia original, donde volvemos a nuestros propios rincones”, dice Jolie. “Volvemos a eso de que ella es la princesa buena y hermosa y yo soy la maligna y buscada”.


El cuervo Diaval es el compañero inseparable de Maléfica, que completa esta familia. Sam Riley (Orgullo, prejuicio y zombies, Control) vuelve a tomar ese rol. Diaval y Maléfica vieron crecer a Aurora juntos durante 16 años, y él siente afecto por Maléfica. Ahora actúa como sus ojos y oídos en el mundo de los humanos y es increíblemente tolerante y es ferozmente leal. “Pelean todo el tiempo”, dice Sam Riley, “pero la historia deja mensajes importantes sobre la tolerancia, la aceptación, la franqueza y la amistad entre diferentes razas y especies, y estos mensajes se comunican a través de su relación”.


Las hadas de las flores que cuidaron de Aurora durante esos 16 años siguen viviendo en El Páramo, y están más entrometidas que nunca. La actriz nominada a un premio Óscar®, Imelda Staunton (Pride: orgullo y esperanza, las películas de Harry Potter), es Knotgrass. Sus compañeras son Thistlewist, interpretada por Juno Temple (La rueda de la maravilla, Expiación, deseo y pecado) y Flittle, interpretada por la actriz nominada a un premio Óscar® Lesley Manville (El hilo fantasma, Topsy-Turvy).


Aurora sigue enamorada del Príncipe Philip, interpretado por Harris Dickinson (Trust, Mentes poderosas), del reino vecino de Ulstead, y se van a casar. Es un motivo de celebración, ya que la boda permitirá unir los mundos de los humanos y de las hadas. Mientras que los padres de Philip están encantados con la noticia del compromiso de su hijo, Maléfica tiene dudas sobre aceptar la unión, porque conoce bien el dolor que puede traer el amor.


El Rey John, interpretado por Robert Lindsay, actor shakespeariano, está casado con la Reina Ingrith, una mujer malvada, astuta y egoísta, digna adversaria de Maléfica. Aparentemente buena en la superficie, tiene un corazón oscuro debajo de su cuidada serenidad exterior. A la hora de elegir a la actriz que interpretaría el papel, los productores buscaron a una persona que funcionara como rival y verdadera antagonista de Angelina Jolie.


Esa actriz resultó ser Michelle Pfeiffer, ganadora de un Golden Globe®, nominada al Emmy® y con tres nominaciones a los premios Óscar®. Habiendo interpretado diversos roles en películas como Asesinato en el Expreso de Oriente, ANT-MAN Y LA AVISPA, Batman regresa y Relaciones peligrosas, Pfeiffer aceptó sumarse de inmediato.


Cuando la Reina Ingrith invita a Maléfica a una cena íntima en el Castillo de Ulstead, Aurora le da a su madrina un pañuelo para cubrir sus cuernos creyendo que es un acto inocuo, pero resulta ser bastante hiriente. “Ese es su primer error: tratar de cambiar a alguien para convertirla en alguien que no es e intentar que sea la persona que cree que debe ser”, dice Fanning. “Y luego no le cree en la cena, que es la traición más grande. Esa traición es una carga muy grande que pesa sobre Aurora”.


La Reina Ingrith organiza la cena para hacer ver a Maléfica como una figura oscura y alejar a Aurora de su hada madrina y hacia los brazos de su nueva suegra. “Siempre es divertido interpretar a una villana”, dice Michelle Pfeiffer. “El resto es buscar la humanidad de un personaje como la Reina Ingrith, porque siempre existe la opción de simplemente aportarle el color de la maldad pura. Pero mis villanas favoritas siempre tienen un halo de humanidad que nos hace sentir algo de pena por ellas y odiarlas al mismo tiempo”.

Pfeiffer continua: “La Reina Ingrith está herida, y fue traicionada por muchos de los hombres de su vida, pero está concentrada en su objetivo y nada se interpondrá en su camino… nada”.


Jolie se alegra de que Pfeiffer no eligiera construir un personaje con demasiadas características positivas. “Buscó la oscuridad, sin concesiones”, ríe Jolie. “Michelle es una muy buena persona y una excelente madre. Gracias a que es lo opuesto a la reina y en realidad valora quién es y cómo se comporta, puede comprometerse en el papel de villana con gusto… y lo logra con una gran elegancia gélida”.

Después de la desastrosa cena, que termina con el Rey John en un sueño profundo y Maléfica recuperándose de una herida causada por una bala de hierro, el hada alada es rescatada por una figura misteriosa. Conall (Chiwetel Ejiofor) la lleva a un nido en una caverna, donde se entera de la existencia de las Hadas Oscuras, una banda de criaturas con alas y cuernos similares a los de Maléfica, que fueron expulsadas del mundo de los humanos hace años.


Maléfica siempre creyó que era la única de su especie, así que este descubrimiento es una sorpresa para ella. Si bien encuentra algún atractivo en la comunión y orgullo del grupo, también hay animosidad y desacuerdos entre los integrantes de la tribu. Las Hadas Oscuras tienen una conexión con la naturaleza y el medioambiente, y están decididas a protegerlos lo mejor que pueden. Son guerreras ecológicas, radicales en sus prácticas de cuidar la tierra y en guerra con la raza humana. Algunas, como Conall, prefieren pacificar en lugar de luchar. “Conall es un guerrero sabio que llevó a las Hadas Oscuras a la batalla con los humanos en otro tiempo, pero llegó a una instancia en la que busca otra alternativa”, dice Ejiofor, nominado a los premios Óscar®, Golden Globe® y SAG Award® (12 años de esclavitud, EL REY LEÓN, DOCTOR STRANGE: HECHICERO SUPREMO). “Entiende que su forma de hacer las cosas tiene un límite y que no logrará nada útil en muchos sentidos, así que está buscando otra forma”.

Otros, como Borra, interpretado por Ed Skrein (Deadpool, Game of Thrones), creen que la única forma de actuar es con violencia, y esperan poder incorporar los poderes de Maléfica. “Conall y Borra son hermanos de armas que obviamente lucharon del mismo lado contra los humanos, y aunque se tienen un profundo respeto, no siempre están de acuerdo en todo”, explica Ejiofor.


La capacidad de Ejiofor de aportarle nobleza a su personaje es algo que impresionó a Jolie. “La forma en que Chiwetel interpreta a Conall es verdaderamente impresionante”, dice. “Tiene majestuosidad y un halo de elegancia. La forma en que se presenta y habla, y lo que representa, es algo muy poderoso. Lo que le aporta a la historia y lo que Chiwetel aporta como actor es seriedad y sabiduría reales”.


Con la caída del muro de espinas que separaba el reino mágico de El Páramo y el reino humano de Ulstead, el conflicto entre esos mundos tan diferentes continúa, y Aurora y Maléfica son separadas y quedan en bandos opuestos de la Gran Guerra, lo que pone a prueba sus lealtades y las hace cuestionarse sobre si realmente pueden ser una familia.

© 2023 by The Artifact. Proudly created with Wix.com

  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Instagram B&W