• DroideTV

Review: "Chicos buenos"


El encanto que puede tener la película se va diluyendo cuando no sabe si ser una cinta para adultos, para niños, una comedia o una cinta sobre la amistad.


Después de ser invitados a su primera "fiesta del beso", tres buenos amigos (Jacob Tremblay, Keith L. Williams y Brady Noon) destrozan por casualidad un dron que tenían prohibido tocar. Para reemplazarlo, se ausentan de clase y toman una serie de decisiones erróneas, involucrándose en un caso que incluye drogas y policía.


La premisa y sus avances nos anticipaban una cinta de comedia subida de tono en donde la inocencia de los niños nos provocará carcajadas y no faltarán los chistes sobre genitales y los juguetes sexuales. Hasta cierto punto lo ultimo existe, pero en realidad las carcajadas nunca llegan porque parece sentirse tan cómodo como para atreverse y a la vez busca empatizar al espectador con los años de inocencia logrando al final un resultado poco convincente.


¿A qué me refiero? Para comenzar la historia se apoya desde el comienzo en los personajes más allá de momentos memorables, porque no existen escenas trascendentales o que quedarán grabadas, como comedias de este tipo desde "American Pie" hasta "Superbad" nos tienen acostumbrados. Los niños son más chicos y ese contraste entre su inocencia y el humor adulto pierde su potencial. Es la amistad entre ellos el eje que parece querer ablandarnos el corazón pero su relación no es tan cercana como para lograrlo. Ellos mismos caen en su trampa cuando uno de los niños se da cuenta que son amigos solo por circunstancias geográficas y porque sus padres también lo son, y eso comienza a pesar más que su amistad ante la pantalla.


Si el humor para adultos no es tan fuerte, debería ser un filme familiar, ¿cierto? pues tampoco. Si hubiesen dejado a un lado los juguetes sexuales y la mención de organos sexuales, que ni siquiera es tan gracioso e incluso se siente forzado, quizá hubiese sido más provechosa. Me hizo recordar un poco "Stand by me" que incluyendo los vomitos y el cadáver, se volvió entrañable.


Sus desventuras en realidad no son tan divertidas, a pesar de que cada uno de los niños tiene potencial, porque sus personalidades están bien estructuradas. Incluso hay un momento en que se separan y cada uno crece emocionalmente, que es mostrado solamente en un montaje con música, con fragmentos que pudieron tener mayor impacto que otras escenas.


El tipo de humor te hará reír de acuerdo a tu estado de animo al momento de verla, pero si escuchar hablar de los órganos sexuales o ver juguetes sexuales en pantalla grande te resulta gracioso entonces quizá la pases bien. Es un filme de Hollywood y no es que esperemos una comedia perfecta, pero las herramientas las tienen, y quizá es lo más frustrante ver que su uso no deja satisfecho. Parece más el episodio piloto de una serie cancelada, que una apuesta cómica para la temporada.

© 2023 by The Artifact. Proudly created with Wix.com

  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Instagram B&W