top of page
  • Foto del escritorDroideTV

Shazam: La furia de los dioses vs el reseteo de DC

La película se enfoca en la acción y los problemas de la familia superheroíca

El pasado jueves se estrenó Shazam: La furia de los dioses, la segunda entrega de este peculiar campeón y la última película antes de The Flash que se ha anunciado como el reseteo del Universo Extendido de DC (DCEU) lo cual le ha pasado factura a la película protagonizada por Zachary Levi y Asher Angel.


Esta secuela nos muestra las consecuencias de las decisiones de Billy Batson, desde tener una familia de superhéroes a la que intenta mantener unida a toda costa, hasta nuevas enemigas que han sido liberadas de su exilio y ahora van tras de él y su familia a fin de restaurar un mundo en decadencia.


La cinta cuenta con varios elementos que la hacen bastante entretenida; si bien los chistes del gran competidor de DC llegan a volverse cansados, Shazam es precisamente el superhéroe que puede permitirse ser ocurrente y tener escenas cómicas, jugar con la esencia de Billy, Freddy, Eugene, Pedro y Darla como chicos que tienen grandes poderes y se enfrentan a situaciones colosales, pero siguen conservando cierta ingenuidad y asombro. El carisma de Zachary Levi le da un buen empuje a la película.


La fantasía también es un gran atractivo, desde el diseño de los monstruos hasta el lore en que se sustenta la historia y los elementos que le dan cierto toque surrealista a esta aventura. Lucy Liu y Helen Mirren son formidables en sus papeles y el transfondo de sus acciones es interesante, incluso la manera en la que cada una concibe su misión de una manera distinta, lo que hace que salgan un poco del esquema del villano clásico.


Quizás la parte que más se resiente en esta película sea justo los chicos: esta es una historia que se centra más en sus alter egos poderosos y sus intentos por salvar el mundo de una nueva amenaza, cuando algo que hacía que la cinta anterior conectara con el público era justo el desarrollo de Billy, sus conflictos personales y la manera en que estos le daban una nueva visión del mundo. Aquí hay un problema de peso que se nos presenta al principio y no se vuelve a tocar hasta la antesala para el último acto de la película.


También es cierto que no todos los hermanos tienen el mismo peso o están tan bien desarrollados; la mayor parte de la tensión en la historia se trata de la hermandad entre Freddy y Billy, mientras que Mary y Darla tienen algunas participaciones memorables, Eugene y Pedro quedan casi relegados a personajes de apoyo, con pequeñas escenas con algo de trascendencia.


Personalmente creo que es una película entretenida, se puede pasar un buen rato entre amigos. Pero también es cierto que es entretenida a secas, sin encausarse a algún punto en particular, sin mencionar que el contexto no le ha ayudado, con un hartazgo por el género de superhéroes que va creciendo y un reseteo a la puerta que deja a esta historia colgando en medio de la incertidumbre.



Comments


bottom of page