top of page
  • Foto del escritorDroideTV

Blue Beetle: el superhéroe mexicano de DC llega con todo el sabor latino

La película le habla directamente a una comunidad que busca honrar en cada escena

Blue Beetle

Estamos llegando al final del verano, momento para la siguiente apuesta del Universo Extendido de DC, es decir, Blue Beetle película dedicada a uno de los superhéroes latinos más populares de DC bajo la dirección de Angel Manuel Soto, con el guión de Gareth Dunnet-Alcocer. Muchos fanáticos y curiosos se unieron en redes para promocionar la cinta, ahora hablemos de los que tiene para ofrecer.


La historia nos presenta a Jaime Reyes (Xolo Maridueña) quien regresa con su familia después de graduarse con la ilusión de lograr grandes cosas en su ciudad. Pero la vida tiene sus propios reveces y en un momento inesperado la misteriosa Jenny Kord (Bruna Marquezine) le confía una tecnología sofisticada para alejarla de las manos de su tía, Victoria Kord (Susan Sarandon) y sus ambiciones, lo que acabará metiendo a Jaime en un enredo donde todo lo que ama podría estar en riesgo.


Alguno que destaca bastante en la película es la familia Reyes, con Damián Alcázar como Alberto, padre de Jaime; George Lopez como Rudy, el tío; Belissa Escobedo como Milagro, hermana del superhéroe; Elpidia Carrillo como Rocio, su madre y Adriana Barraza como la abuela. La mayor parte del tiempo la familia funciona como el alivio cómico y quienes se encargan de darle un toque ocurrente a la historia, pero también tienen momentos en los que mantienen conversaciones serias con el protagonista, en especial en el caso de Alcázar y Lopez.


Personalmente creo que es refrescante la manera en la que la familia forma parte del viaje del héroe que tiene que recorrer Jaime Reyes, pues por lo regular los héroes se desarraigan del mundo que conocen para crecer y madurar, lo que sucede en la película es único, divertido y a la vez emotivo, sin mencionar cuán consciente está del valor que la familia tiene en las culturas latinoamericanas.


La música también tiene un papel importante en la representación, con grandes éxitos latinoamericanos sonando a diestra y siniestra. Si bien algunas pistas encajan con las escenas, hay una variedad de géneros que en momentos hace que se sienta que el apartado musical tiene poca cohesión, está más enfocado en mostrar una cultura extensa en lugar de darle una identidad sonora a la película o al héroe en sí, aunque sin duda los temas originales de la película ayudan en esta parte.


Este interés por la cultura también se nota en los distintos easter eggs, por decirlo de cierta forma, en cuanto a costumbres, actitudes y expresiones bastante mexicanas, se nota un esfuerzo en retratar una familia con sus raíces bien arraigadas. Por su parte, también hay cierto cuidado con el propio legado que ha tenido el superhéroe en las historietas, buscando la manera de incorporar a los anteriores portadores del manto de Blue Bettle en la historia.


Ahora bien, como historia de superhéroes, Blue Beetle está en una posición peculiar, pues cae en algunos clichés como el villano sin escrúpulos que es malvado porque así se requiere y un toque un tanto novelesco que bien pudiera ser intencional; pero también se las arregla para darle cierta frescura al género, siendo cómica a su propia manera, tratando de no tomarse tan en serio de momentos y siendo bastante seria y abordando problemáticas sociales reales en otros momentos.


También creo que resulta interesante mostrar un héroe novato que aún no está en completo control de sus capacidades y sus habilidades de pelea son pobres, por lo que hay momentos en los que está bastante vulnerable y se siente un verdadero riesgo. Quizás es una de las películas de origen más realistas dentro de los títulos de Marvel o DC. Así pues, se trata de una cinta que se arriesga por ofrecer algo diferente en un momento donde las películas de superhéroes tienen un marcado desencanto y han perdido el empuje de antes y en esa experimentación pueden gustar o rechazar ciertas decisiones.


Personalmente, siento que la representación en momentos se pasa un poco de la mano, especialmente en la parte del guion donde se siente que algunas palabras en español están casi a modo de fan service. Me parece interesante la parte social que refleja, pero en su afán de mostrar demasiado las trata de manera superficial y uno de los problemas principales se arregla casi sin realmente reflexionar la complejidad detrás del mismo. Habrá que ver la manera en la que el público objetivo reacciona y también la recepción que tenga en el extranjero.


Dicho esto, se trata de una película divertida, emocionante cuya historia se construye alrededor de una comunidad más que de un héroe solitario, con un tratamiento que busca balancear las risas y la acción con una reflexión sobre lo que experimentan los migrantes y sus familias en Estados Unidos. Sin duda es una cinta que merece una oportunidad y que seguro dará de qué hablar las siguientes semanas.

Andrea Rodriguez

Yorumlar


bottom of page