• DroideTV

Frankie: el homenaje de Antonio Malpica con humor y panqueques

La novela juega con el clásico de horror, los universos paralelos y el destino

La edición 35 de la Feria Internacional del Libro en Guadalajara llega con una vasta colección de novedades para chicos y grandes. Para todos aquellos que admiren el legado de Frankstein de Mary Shelley, en esta ocasión Antonio Malpica presenta Frankie. Una novela con monstruos y panqueques de Editorial Oceano, una versión de nuestro querido monstruo y su creador con un tono humorístico, refrescante y lleno de admiración por el clásico que ahora forma parte de la cultura pop.


De acuerdo con Malpica, uno de los principales motivos para realizar esta novela fue contar una historia divertida. Respecto a la novela de Shelley, comenta “es una historia que nos compete a todos y que la conocemos en mayor o menor medida, sé que no todo el mundo la ha leído, pero todo mundo la ubica perfectamente y confunde perfectamente a la criatura con su creador, de ahí ya es también un principio de chiste… es un equívoco que a nadie le importa, quién sabe si a Mary Shelley le importaría si lo supiera o si lo sabe dónde esté, pero creo que todo tiene que ver con el aprecio que todos tenemos por esta historia y lo único que hice fue retomarla para contar una broma de 450 páginas”.


Así, el libro nos lleva por un viaje con detalles muy bien cuidados para los fanáticos del libro original, pero también una perspectiva novedosa donde el joven Víctor Frankstein busca darle vida a su criatura en un cuarto universitario en un intento por hacer que su nombre se convierta en un legado para el horror, tal como sabe que debe suceder, “juego un poco con el personaje porque finalmente, si todos supiéramos a dónde tenemos que encaminar nuestros pasos, nos tropezaríamos todo el tiempo”.

El lector encontrará a los mismos personajes de la obra de Shelley, pero con un espíritu propio “seguro todos hemos sentido a lo largo de estos 200 años que la criatura es una víctima y en gran medida sentíamos o sentimos que necesitaba una reivindicación y muchos personajes, por ejemplo Elizabeth es tal cual una mujer fuerte en todos los sentidos de la palabra; yo quería una mujer fuerte pensando justo en que la propia Mary Shelley era una mujer muy fuerte, muy decidida”. Además, el texto de Malpica está acompañado por las ilustraciones de Rubén Darío Rodríguez “estoy sumamente agradecido porque ahí está el espíritu de la novela los personajes son los que yo hubiera puesto y las escenas están perfectamente bien representadas”.


Le preguntamos a Malpica si había tenido alguna experiencia similar a la de Shelley a la hora de crear Frankstein y respondió “creo que todos los proyectos son un poquito así, todos los proyectos que comete un escritor tienen que ver con un desafío de completar una historia que solo tú sabes que tienes en tu interior y que al final quieres que se ajuste perfectamente a lo que tú estás pensando, a los sentimientos que quieres despertar”.