• DroideTV

Recomendación: "En mi casa no entra un gato" de Pedro Zuazua Gil


COMPRA EL LIBRO AQUI


Pedro nunca fue un amante de los animales, sus pocas experiencias fueron con peces, tortugas, pericos y un pato, pero ninguna logró que desarrollara un cariño especial por las mascotas.


Todo cambió el día que una de sus mejores amigas, Bárbara, adoptó un gato. Después de un intercambio de fotos tiernas y anécdotas divertidas sobre el nuevo minino, Bárbara comenzó a persuadir a Pedro para adoptar uno. No fue fácil, ya que Pedro se rehusaba firmemente, pero después de mucha investigación sobre los cuidados de un gato y mirar muchísimas fotos y videos, adoptó a Mía, una gatita sociable, cariñosa y muy curiosa.


Pedro, de un “En mi casa no entra un gato” pasó a disfrutar del ronroneo constante de Mía acostada en su pecho, divertirse al esconder premios por toda la casa para que Mía, en ausencia de Pedro, los encontrara, incluso tomó un curso para aprender todo sobre gatos. Pedro encontró en Mía una familia.


Este libro es una historia real llena de aprendizaje y cariño, pero también es un manual que divertirá a los lectores y les enseñará todo sobre los cuidados y la naturaleza independiente de los gatos.


LEE UN FRAGMENTO DEL LIBRO AQUI

Sobre el autor

Pedro Zuazua Gil nació en Oviedo en 1981. Es licenciado en Filosfía Hispánica por la Universidad de Oviedo, máster en Periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid-El País y en Reccursos Humanos por la IE. Inició su carrera peridística en La Nueva España.Posteriormente se incorporó a El País. Trabajó en la Fundación Princesa de Asturias y en el Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer. En 2010 fue nombrado director de comunicación de El País, cargo que ejerce actualmente en Prisa Noticias. Es colaborador del blog Animales y CIA. Fue consejero del Real Oviedo en la temporada 2012-2013. Ha impartido clases de comunicación en grados y posgrados de las universidades de Oviedo, Navarra, Complutense, Camilo José Cela y Rey Juan Carlos. Tiene el título nivel 2 de entrenador de fútbol. Es socio de Viraje, una empresa ruinosa en lo económico y muy productiva en lo emocional. Vive en Madrid en el piso de Mía, una gata común europea. Nunca imaginó que escribiría un libro sobre gatos. Tampoco lo mucho que se puede llegar a querer a un animal.