• DroideTV

TV Recap: The Strain S03E02 "Bad white"



Nada mejor para comenzar el episodio que ver vampiros siendo destripados y estudiados por los científicos. Poco a poco van descubriendo las debilidades de estas criaturas, y también que los estudios para lograrlo no tienen ninguna delicadeza, cuando un sujeto es inyectado con un extracto de esas criaturas y al final no tienen otro remedio que darle un tiro en la cabeza cuando su temperatura sube tanto que parece a punto de estallar.

Fet se entera que la ayuda del ejercito será cortada debido a los nulos resultados y la epidemia los necesita en otro lugar. Un bar y una noche con Kate le son suficientes para distraerle por el momento. Ephraim llega a preguntar por el profesor Setrakian, y al parecer mucho de la carga personal que tenía no la había compartido, desde lo sucedido a su esposa y su hijo, hasta ver el final trágico de Nora, el profesor le pide tener cuidado, pero la mente de Epharim es demasiado inestable.

Kelly aun no ha convertido a su hijo pero la sed de su sangre pone el escenario tenso, escuchamos como ella los latidos del pequeño.

Y volvemos a ver a Dutch quien se acompaña de viejos amigos, mientras recorren la ciudad, uno de ellos recuerda ”los buenos tiempos”. Ella pone al equipo con los pies en la tierra, que su trabajo como hackers ya es irrelevante, el fin del mundo llegó y se necesitan otras habilidades para sobrevivir.

Eldrich se nota cansado, su trato con Eichhorst se complica y sus conversaciones se muestran diferentes a las primeras temporadas, se siente más la desconfianza entre ambos disfrazada en ocasiones de una sonrisa.

Dutch y compañía llegan a un edificio y a una habitación en busca de viveres, ella mira desde la ventana horrorizada sobre lo que se ha convertido la ciudad. Otros miran en otras habitaciones para encontrarse con engendros que ya han sido prácticamente devorados cuando Dutch les dispara, las municiones se terminan y ella utiliza su espada para partir a los engendros, mientras que sus compañeros le abandonaron. Otra buena escena de enfrentamiento donde al final ella no solo se siente débil por el esfuerzo físico sino mental, como si en ese momento se diera cuenta por fin de lo aterrador en que se ha convertido su presente.

Mientras Setrakian, Ephraim y Fet siguen analizando los documentos y libros, cuya información lleva a varias soluciones, la más posible el uso de la luz del sol, mayor exposición, como un eclipse, pero la fecha del siguiente resulta demasiado tarde.

Y aquellos científicos para descubrir las debilidades de los vampiros le riden cuentas a Eldrich y ante el fallido resultado con el sujeto al comienzo del episodio deciden abandonar su trabajo, eso aumenta más presión a él.

Quinlan y Ephraim tampoco confían uno en otro, este ultimo por no creer el asunto de ser mitad vampiro y mitad humano, el primero al cuestionar sus razones.

Los hackers ya están de regreso su lugar de refugio, “¿que debíamos hacer, esperarte? Morir contigo?”. “¿Me ves muerta?”, dice Dutch al evidenciar que uno de ellos está a un paso de convertirse y la única manera de que el resto sobreviva es que le corten la cabeza, pero ninguno tiene el animo, asi que, de manera inesperada ella hace el trabajo y ya ha tenido suficiente, asi que mientras el cuerpo del hombre cae al suelo sin su cabeza y hay gritos y sorpresa, ella se va.

Eldrich y Setrakian se encuentran para un trato, el millonario le dice que puede abandonar la ciudad, dejando vulnerable a The Master, ya que su ayuda aun es necesaria para su triunfo, el trato es hacerlo a cambio de la formula “The White”. Aquella que le ha mantenido vivo por tanto tiempo. Podría salvar la humanidad y con solo eso a cambio. Setrakian no cae tan fácilmente, recordando una traición anterior, “puedes irte al infierno, a donde perteneces” y esta vez Eldrich se muestra aterrado. Fet conoce entonces la verdad sobre la formula, que le ha mantenido vivo por 71 años más, y le comenta que alguien más le ha pasado pero con la razón de seguir luchando. El trato no queda descartado por completo, para analizar las ventajas que podrían obtener.

Kelly lleva algo de comer a su hijo pero Zach no ha sido engañado como pensábamos, extraña a su padre y decide dejar de esperar, asi que tan solo basta un pedazo de cinta para impedir que la puerta en donde está encerrado sea sellada y es la oportunidad para escapar. Si tan solo alguna de las puertas de salida estuvieran disponibles. Pero no, la única puerta abierta es aquella de una habitación en donde Zach ve a su madre alimentarse de otro chico. Y apunto está de devorarlo cuando es detenido por alguien más, tan solo para dejar caer en su boca en el uno de los bichos, y esto cambiará su vida para siempre.

Ephraim por otra parte sigue investigando, al menos se nota más despabilado que en los anteriores episodios.Regresa a la oficina de Setrakian para ser descubierto a punto de robar el libro, “¿Qué te ha ofrecido The Master?”, le pregunta Quinlan, “A mii hijo”. Pero no se muestra alterado al verlo a punto de robar, desde ahí esa escena resulta sospechosa, porque más bien le propone un trato, que le permita tenerlo en sus manos y el se encargará de matar a The Master, salvar al mundo y a su hijo, y entonces las luces ultravioletas que impiden al hibrido acercarse se apagan.

Y entonces Setrakian serán traicionado por quien menos se espera, o ¿lo intuía?

Bueno, ciertamente Setrakian, con tantos años a cuestas y ahora con el instrumento clave no ha podido encontrar una solución factible y el tiempo sigue corriendo. Y Zach cuando por fin su personaje podría tener más para trabajar, después de quejarse de no ver a su madre cuando estaba con su padre y ahora viceversa, parece que las cosas cambiarán. Fet es el que le sigue dando sazon a la trama y ya extrañábamos a Dutch, espero no se olviden de ella de nuevo por tantos episodios.

#tvreview #tvrecap #thestrain

© 2023 by The Artifact. Proudly created with Wix.com

  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Instagram B&W