top of page
  • DroideTV

Entrevista: Elvira Sastre presenta su poemario "Adiós al frío"

La escritora presentó su libro en el marco de FIL Guadalajara

Adiós al frío se despide de todo aquello que nos inmoviliza, lo que no nos permite avanzar, con una voz potente y firme, Elvira Sastre se instala en la innegable calidez de la luz, alejándonos de todo lo que nos congela, platicamos con la autora en entrevista.


¿Puedes adentrarnos a tu poemario?

Adiós al frío es un poemario que yo escribí en los últimos cuatro años, desde que lo publicó por 2020 y ahora por fin ha salido en América Latina y es un poemario qué parte de una reflexión. Al final es un viaje en una etapa de mi vida más dolorosa que es la que cuento en La soledad de un cuerpo acostumbrado a la herida pero es mucho más específica. La escribí en tres meses y lo hago con mucha más reflexión, más tranquilidad y sobre todo con la firmeza de saber que vuelvo a eso que me ha hecho daño que quizá vuelva de alguna manera adolorida pero sin duda mucho más tranquila y también con la conciencia de saber que he superado ciertas cosas y que puedo ir y volver según quiero y sentirme orgullosa de ello.


¿Podrías compartirnos sobre la división del libro y la segunda parte que aborda la muerte y las ausencias?

El libro está dividido en tres partes y la segunda versa un poco respecto a mis perros, los tres que he tenido y no solamente los perros sino todo lo que nos animales provocan en mi, todas esas emociones. Empieza hablando de Tango que fue mi perro que falleció siendo muy pequeño, fue mi primera experiencia con la muerte, entonces hablo a través de esos poemas, de esa experiencia y de todo lo que sufrí, también de lo que aprendí. Luego hablo de la llegada de Viento como un revulsivo, como alguien que viene a limpiarlo todo, a poner todo patas arriba, llega como a esperar un poco y estar bien. Luego hablo también de Berta la loba, que es mi otra perra, los tres fueron adoptados pero Berta vino muy mal, la habían maltratado, muy desconfiada, muy asustada, muy delgadita. Hablo un poco de ese proceso con ella que es mucho más salvaje, que todavía le cuesta. Y al final el resumen es un poco que ellos me hacen conectar con la parte animal que tenemos todos y que creo que los humanos, las personas, lo vamos perdiendo por la contaminación por todo nuestro ajetreo. Para mí ese momento de conexión con mis perros es cuando estoy en el suelo jugando con ellos, es como si me conectará con lo más primario de mi. Entonces doy una vuelta a esa raíz y esa primera semilla que tenemos todos a lo que nos forma y exploro un poco todas esas emociones en esta parte.


¿Cómo fue tu primera experiencia en novela con Madrid me mata y que disfrutas de la poesía y la narrativa?

Al final yo en la poesía me siento muy a gusto, digamos que es mi manera de expresarme y manera de existir. Entonces es algo que no me cuesta esfuerzo, que disfruto y que lo hago de manera constante, siempre estoy escribiendo lo que pasa es que en determinado momento digo: ahora puedo formar un libro, porque hay un concepto detrás, porque tiene un sentido. Entonces es cuando lo trabajo y es muy bonito, porque siempre el apoyo que recibo es precioso y la gente valora mucho lo que escribo. Es como volver a conectar con la gente y creo que más ahora en momentos como los que vivimos ahora, de tanta incertidumbre, de tanta soledad, también de que la gente lo está pasando tan mal. Creo que la poesía sirve un poco de refugio y la narrativa es otra cosa, es una cosa totalmente distinta y ha aprendido que con los distintos géneros literarios que tengo encuentro maneras distintas de expresar cosas diferentes. Digamos que me sirven todos pero la poesía es mi idioma.


¿Tienes algún proceso de escritura?

Depende un poco de lo que esté trabajando, del tiempo que disponga. Por ejemplo la poesía la escribo de manera impulsiva, cuando surge dejo todo lo que estoy haciendo y escribo un poema. En la narrativa se requiere una disciplina, el sentarme y dedicarle tiempo. Ahora mismo estoy en el proceso creativo de mi segunda novela y estoy encerrada, diciendo que no a todo. De hecho estos viajes para mí es un poco como oxigenarme también, pero es lo único a lo que he accedido a hacer y me requiere mucha más concentración y también como superar muchas barreras que con la poesía no tengo, pero que también me dan ese placer.


¿Qué disfrutas de estos encuentros con lectores?

Es algo difícil de explicar, me cuesta mucho, luego cuando voy a España también me cuesta contarlo, porque el amor y el cariño que recibo aquí no lo recibo en otros sitios. De verdad que en España tengo mucho público, pero esta pasión latina es algo que me alimenta mucho y que me sirve mucho en los momentos malos, en los momentos inseguros, el momentos en que estoy cansada o en dónde dudo de mí misma acudo a ese amor, como los amores sanos. De pronto como que le encuentro sentido a todo y digo: esto es lo que hago, esto me está costando y tiene un sentido. Porque detrás Hay un montón de gente que lo va a recibir con todo el amor. entonces me considero muy afortunada porque es un público muy amable. que confía mucho en mí y yo confío mucho en ellos y ellas, y creo que hemos creado algo muy bonito.


La poesía desde hace algunos años está resurgiendo en los jóvenes ¿qué opinas al respecto?

Totalmente, Creo que este es un cambio que ha surgido ya hace unos años y que era necesario, era justo. Creo que yo por lo menos en España siento que la poesía estaba como relegada, que estaba en otros sitios, en otros lugares muy alejados del público en general y eso era un error porque la poesía no es eso. Hay muchísimos estilos de escritura, de poetas, y yo defiendo y creo fielmente que la poesía está en todo el mundo. Creo que hay mucha gente que aún no lo sabe pero se trata solamente de llegar al poema adecuado, se trata de ir de manera sencilla sin tanto disfraz y tanta palabra que sobra, quizá ir un poco más al centro del mensaje ,porque al final la poesía es un género de las emociones.



Además en la educación emocional, la poesía puede ser una herramienta importante

Totalmente, por lo menos mi educación sentimental así lo fue, porque ahora recibo terapia pero de pequeña no, y lo que aprendí a nivel emocional ha sido gracias a la poesía. Comparto muchas cosas en redes sociales y la gente de otros países pensaba que yo era mucho mayor, que había vivido un montón de cosas y no es que he vivido tanto, es que leído muchísimo y cuando tú lees aprendes. Al final un autor está contando su historia o está escribiendo un poema de su vida, todo su aprendizaje te lo llevas a ti mismo, sin necesidad de haberlo vivido. Entonces eso es algo muy poderoso que podemos tomar de la poesía.


¿Te gustaría agregar algo más?

Estoy muy feliz, además aparte de mi intervención en la FIL estaré de gira por aquí, en la Ciudad de México, en Puebla, Monterrey, Mérida, Morelia, le echamos muchas ganas y espero que nos veamos en algunas ciudadades, quedan las últimas entradas pero sé que les gustará mucho.




bottom of page